Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El cuerpo técnico de la selección del camaleónico Jorge Sampaoli, una mezcla con la impronta de Bielsa y Guardiola

El entrenador tendrá en Sebastián Beccacece otra vez a su mano derecha, pero mantendrá parte de sus actuales colaboradores en Sevilla; cómo y por qué eligió a cada uno de los integrantes de su equipo de trabajo

SEGUIR
LA NACION
Jueves 11 de mayo de 2017 • 16:47
Sampaoli y Beccacece en Chile
Sampaoli y Beccacece en Chile. Foto: AFP
0

Mientras camina con paso apurado, una de las señas particulares de Jorge Sampaoli, piensa y no se detiene. Esa cabeza nunca lo hace. Sabe que ser el director técnico de la selección argentina es la oportunidad que garabateó cuando estaba en Casilda como esos dibujos que se hacen casi sin saber por qué. No puede equivocarse, no se lo va a permitir. La elección no es simple, de hecho todavía no tiene la nómina completa. Pero busca y necesita confiar. Si bien no se sintió cómodo con alguna de sus palabras de los últimos tiempos, volvió a su ladero más fiel y Sebastián Beccacece será quien lo acompañe en esa aventura hacia Rusia 2018 . Pero no es una elección casual, hay una cuestión de identidad, un faro: Marcelo Bielsa . Aunque esto no implica dejen de lado la corriente Guardiola, que inyecta de la mano de Matías Manna.

Sampaoli entendió que después de su intensa experiencia en Chile, era tiempo de separarse de Beccacece, no por una cuestión personal, sino porque sentía que "su arquitecto", como denomina a su ayudante de campo principal, debía acercarle otro tipo de influencias. Sin dejar de admirar la prédica de Bielsa, entendió que era el momento de sumarle a su libreto poesías de la corriente de Guardiola, allí entró en escena Manna, un periodista argentino que es experto en tácticas y autor del libro 'Paradigma Guardiola', publicado en 2012. El propio Pep tentó a Manna para llevarlo a Manchester City. Pero para gobernar en tiempos de Messi y compañía, Sampaoli entendió que era bueno también volver a Beccacece, a esa locura que los identifica y que los llevó a darle la primera Copa América de su historia a Chile. Y esa experiencia trasandina no es un detalle menor, porque el estilo y la metodología que usaron en la Roja está probada y les dio resultados. Por lo tanto, en esta experiencia en la Argentina, en la que Sampaoli tiene apenas un año para dar la talla, no se puede dar el lujo de hacer experimentos y va a lo seguro.


Beccacece es absorbente y obsesivo. Manna, un puente directo a las ideas de Guardiola
Compartilo

Pero Beccacece, absorbente y obsesivo, no llegará sólo al cuerpo técnico de la Argentina. Estará acompañado de dos de los hombres que están con él en Defensa y Justicia y que también ya formaron parte del equipo de trabajo de Sampaoli. Nicolás Diez será uno de los analistas y se encargará del seguimiento de futbolistas. Otro de los que estará en la selección es "Paqui", un argentino que tendrá como misión recorrer todos los estadios del mundo en busca de datos de los posibles rivales de la selección chilena. "Paqui" es Francisco Meneghini, que fue compañero de la hija mayor de Bielsa, Inés, quien le recomendó al padre los servicios del joven por sus conocimientos futbolísticos. Meneghini trabajó con el Loco en la selección de Chile y después continuó en el cuerpo técnico de Sampaoli. Hay un tercer hombre que desembarcará junto a Beccacece, pero no está definido aún quién será.

Sampaoli ya tiene a sus colaboradores para la aventura en la selección argentina
Sampaoli ya tiene a sus colaboradores para la aventura en la selección argentina. Foto: AP

En algunas de las charlas que mantuvo el DT con los dirigentes argentinos, le observaron la conformación de un equipo de trabajo tan amplio, a lo que el entrenador explicó que tiene una lista de 100 futbolistas a los que deberá seguir en este año rumbo a la Copa del Mundo de Rusia y eso requiere de un equipo de trabajo acorde a esa tarea.

Como Sampaoli sabe que la situación de la AFA no es la más saludable, entiende que la mejor estrategia para ahorrar y así armar el mejor cuerpo técnico posible, es recurrir a un elemento interno de la AFA. Gustavo Piñero, que es el entrenador de arqueros de la Sub 20 y que ya trabajó en el ciclo de Maradona y de Tata Martino, es uno de los apuntados por el entrenador. Si bien algunos pensaban que Martín Tocalli, que también es entrenador de arqueros, ocuparía ese puesto, lo real es que desde hace un tiempo que se desempeña como analista dentro del cuerpo técnico de Sampaoli y hace trabajos de campo en general. Por lo tanto la llegada de Piñero es una posibilidad concreta.

Dentro de las estrategias que trazan para el futuro, está comenzar a trabajar con las diferentes divisiones menores. Pero puntualmente planifican trabajo para la categoría 99. Quieren conformar un equipo que sea el sparring del seleccionado durante durante le proceso hasta la Copa del Mundo y que ese conjunto lo conduzca Beccacece. Incluso, dentro de la mirada más lejana hasta se piensa que Beccacece sea quien dirija a este mismo equipo que iría a disputar el Sudamericano Sub 20 de 2019.

Sampaoli y Manna en Sevilla
Sampaoli y Manna en Sevilla. Foto: AFP

Ahora bien, la vuelta de Beccacece al cuerpo técnico, después de no poder llegar a un acuerdo con Gabriel Milito, Gabriel Heinze y Jorge Almirón, irá a la par de la influencia de Manna. Para Sampaoli es una pieza importante y que reconoce como un estudioso del juego. Manna también trabajó con Bielsa cuando dirigía a Chile, pero como un analista menor. En esa etapa es que tuvo la oportunidad de conocer Guardiola y se empapó de toda esa cultura. En el primer cruce con el entrenador catalán le regaló el libro Operación Masacre, de Rodolfo Walsh. Desde allí el vínculo entre Manna y Guardiola se volvió más frecuente.

Nada queda librado al azar en la cabeza del próximo entrenador de la selección de la Argentina. Por eso la oferta a Pablo Aimar para sumarse a su estructura está íntimamente relacionada al vínculo del cuerpo técnico con los futbolistas. Con Aimar en esa función, sabe que tiene un hombre al que Lionel Messi admira desde pequeño y que además tiene la mirada de aprobación de todo el grupo de jugadores argentinos. Ya conocía Sampaoli a Aimar, pero se profundizaron los acercamientos por intermedio de un proyecto literario: Pelota de Papel, un libro que escribieron futbolistas y entrenadores. En cenas en las que se reunieron los protagonistas para darle forma al libro, el entrenador y el ex jugador comenzaron a charlar de táctica y de ejercicios de creatividad para el deportista. Eso potenció la sintonía.


Jorge Desio, el preparador físico, trabaja con Sampaoli desde 1994, los tiempos de Alumni de Casilda
Compartilo

La elección de su preparador físico, Jorge Desio, también tiene un contenido determinante en esta historia. Fue integrante de su primer cuerpo técnico, allá por 1994, cuando Sampaoli tomó el control de Alumni de Casilda, donde conformó su primer cuerpo técnico. Desde allí que la confianza sobre Desio es absoluta y entiende que su metodología de trabajo encaja casi a la perfección con lo que él siente, pero no sólo por su forma de sentir el juego sino, incluso, porque es el contrapunto exacto. Desio es más frío que pasional, es la parte racional de esa relación. Es una sociedad que se complementa a la perfección.

De la mano de este apellido es que también llegará Hermes, hermano de Jorge, a la coordinación general de las selecciones juveniles. Este desembarco fue potenciado por Juan Sebastián Verón, que conoce a Hermes Desio, porque es el coordinador de las divisiones menores en Estudiantes de la Plata. La función de Hermes, que no formará parte del cuerpo técnico de Sampaoli, será importante y tendrá un contacto muy fluido con su hermano Jorge respecto a la evolución de los chicos con proyección de selección.

Hasta Lionel Scaloni pasará a tener un buen peso. Si bien el ex futbolista es una asistente externo de video, sabe el técnico de la selección que Scaloni tiene una buena relación con Messi y Mascherano, ya que se conocen por haber compartido equipo en el Mundial 2006. Incluso, en el último cruce entre Sevilla y Barcelona, se quedaron un buen rato los cuatro (Messi, Mascherano, Scaloni y Sampaoli), charlando después del partido. Toda una señal de cómo piensa trazar lazos el entrenador.

Cada elección tiene un sentido. Cada integrante de su cuerpo técnico es parte de un engranaje que necesita Sampaoli para llevar a la Argentina al Mundial de Rusia 2018.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas