Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ni un peso menos: saber invertir también es cuestión de mujeres

Paso a paso - Terminar con los prejuicios: a la hora de manejar sus finanzas, las mujeres suelen ser muy perseverantes, buscan más información y piensan a largo plazo

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 10 de mayo de 2017
Foto: Pepe Serra (Ménsula Studio)
0

Lejos quedaron los tiempos en los que las mujeres participaban poco y nada en las finanzas y las inversiones familiares. Junto con el avance profesional, y la independencia económica, fueron ganando confianza en el manejo del patrimonio y del ahorro tanto de corto como de largo plazo.

"Las mujeres demuestran cada vez más interés por la administración de su propio dinero porque cambió la visión y la experiencia de ella misma con su entorno. Antiguamente, los puntos de apoyo o respaldo clásicos que tenía una mujer eran su marido o un trabajo estable y duradero en el tiempo. La realidad de hoy es otra: el concepto de un trabajo estable para su marido o para ella ya no existe y también surge que los matrimonios no son necesariamente para siempre", arranca pintando el contexto, Jackie Maubré, directora del Grupo Cohen.

"Hoy, las mujeres empiezan a comprender que la administración del patrimonio familiar es relevante y desarrollan un interés genuino por llevarlo adelante", remarca la experta. Ya no sólo la conquista pasa por generar recursos o ingresos a la par (o casi) del hombre, sino también por saber cómo manejarlo y decidir dónde invertirlos o no.

Mauro Zoladz, Head of Customer Proposition de Zurich también se detiene en el cambio de tendencia que se visualiza: "Observamos una mayor participación de las mujeres en las decisiones de ahorro y planificación familiar", dice e inmediatamente cuantifica: "En seguros de vida con ahorro, si comparamos el comportamiento de mujeres versus hombres a lo largo del tiempo se puede ver que hace 20 años de cada 100 hombres que contrataban un seguro menos de 30 mujeres lo hacían. En la actualidad, la mujer incrementó su participación a casi un 40%, como tomadora de pólizas con ahorro".

La intervención directa o autónoma de las mujeres en el mundo de las inversiones, en la decisión de si conviene hacer un plazo fijo o mejor comprar bonos del Tesoro es, obviamente, paulatina pero con tendencia ascendente.

"Más del 20% del tráfico web que recibimos en nuestra página corresponde a mujeres", señala Diego Guzmán, CEO de Megainver, gestora de fondos de inversión que está liderada justamente por una mujer, Nora Trotta. Coincide Maubré en la idea: "Cada vez más en nuestra compañía se registran aperturas de cuenta en cabeza de mujeres".

Modo femenino

De todos modos, hablar de igualdad en términos de inversiones no es correcto. Las cuestiones de género sí que tienen importancia y peso a la hora de manejar las finanzas. Hombres y mujeres tienen su propio estilo, diferentes capacidades de ahorro y distintas metas o prioridades. En el mejor de los casos, en una pareja, por ejemplo, se complementarán para llegar a un fin mejor.

¿Cómo son estas inversoras? "Conservadoras y constantes", es la primera definición de Maubré.

En general se sienten "más cómodas en el mundo de la renta fija (bonos) que por su naturaleza es un tipo de inversión que va a generar un rendimiento positivo a lo largo del tiempo", dice la ejecutiva de Cohen y contrapone este comportamiento al del sexo masculino: "Los hombres son más proclives a buscar esa oportunidad específica que va a generar un salto en el patrimonio y es posible que en la foto le gane a la cartera de una mujer; sin embargo si vemos la película, en un período más extenso en el tiempo como pueden ser 10 años es altamente probable que la constancia y la recurrencia en la inversión hagan que el patrimonio reunido bajo ese esquema de menor riesgo sea mayor al obtenido con la otra filosofía".

"Aunque es difícil identificar un patrón común de conducta, las mujeres que se acercan a invertir en nuestros fondos en su gran mayoría están muy informadas, tienen definido su objetivo de inversión y son muy exigentes", dice Guzmán. Otro dato que destaca es que "generalmente realizan un análisis de la situación económica local e internacional que les permite tomar posiciones más defensivas o agresivas según el momento que atraviese el país".

También Zoladz, identifica un grupo de damas que van al frente en su cartera de inversiones, que empiezan a ser menos temerosas que hace algún tiempo atrás. "Percibimos que las mujeres se inclinan en sus primeros años de ahorro hacia instrumentos más riesgosos y con el correr de los años a aquellos más conservadores".

Las metas de uno y otro género también difieren. Para la mujer los objetivos son claros: cubrir o asegurar la educación de los hijos, programarse un retiro sin estrés económico, poder ayudar a sus propios padres en la vejez, y más de corto plazo, concretar viajes, generar un fondo para remodelar la casa o cambiar el auto.

De acuerdo con un relevamiento que realizó Prudential Seguros "las mujeres están más centradas en metas financieras a largo plazo, incluido todo lo que tiene que ver con el bienestar de la familia". "Las mujeres generalmente asignan niveles más altos de importancia a los objetivos financieros a largo plazo que los hombres", sostiene el trabajo que se realizó sobre la base del mercado norteamericano pero que permite hacer una semblanza de lo que los distintos sexos privilegian a la hora de ahorrar y trazar metas. EL 75% de las mujeres dicen que es muy importante tener suficiente dinero para mantener su estilo de vida durante la jubilación, frente al 65% de los hombres, por ejemplo, y el 72% de ellas considera importante no gastar todo su ahorro"

Poner la mirada en el largo plazo, y tomar ciertos recaudos es una meta que las mujeres empiezan a tener clara también. De acuerdo con un informe realizado por MasterCard en el marco del Programa de Educación Financiera que lleva adelante la compañía, "el Banco Mundial señala que la esperanza de vida de la mujeres en promedio es de 73.3 años de edad, lo que quiere decir que vivirán más y, por tanto, deben preocuparse no sólo por el hoy sino por cómo quieren estar mañana". "Es muy importante -destaca el trabajo que está destinado especialmente a las mujeres- que construyan su fondo de ahorro para el retiro y el camino para llegar a esa meta será más fácil poniendo a trabajar (invertir) el dinero."

Otra disparidad que se mantiene entre hombres y mujeres, según el análisis de Zurich, es "una diferencia de un 10% a favor de los hombres versus mujeres entre los aportes promedio que realizan para sus pólizas de ahorro o protección". "Esto suele corresponderse con la diferencia de ingresos entre hombre y mujeres", aclara el ejecutivo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas