Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Denuncia en Finlandia: una boxeadora argentina acusó por violencia de género a su manager

La argentina Mayra Gómez denunció a Marcelo di Croce de agredirla por reclamarle la bolsa; el descargo del agente internacional

Martes 09 de mayo de 2017 • 20:35
La finalandesa Eva Wahlström y Mayra Gomez, antes del combate
La finalandesa Eva Wahlström y Mayra Gomez, antes del combate.
0

Una boxeadora acusó a su manager de violencia de género, luego de reclamar el pago de su bolsa tras un combate efectuado el sábado pasado en Turku, Finlandia.

La boxeadora neuquina Mayra Gómez, que el pasado sábado perdió ante finlandesa Eva Wahlström, por el cetro superpluma CMB, denunció que Marcelo di Croce la agredió tras el combate. "Yo firmé contrato para pelear en Finlandia por 8000 euros, pero Di Croce me quiso arreglar con 5000 dólares. Cuando le exigí el total de la bolsa comenzó a insultarme y me pegó una piña en la cara", relató Gómez al sitio especializado www.alaveradelring.com.

Mayra Gómez
Mayra Gómez.

En la nota que publicó el portal especializado, Gómez muestra un golpe en el rostro por la supuesta agresión. Di Croce, consultado por LA NACION, respondió: "Gomez perdió ampliamente por puntos dos de las tarjetas. Le dieron 8 puntos cada una a favor de la finlandesa, por lo tanto los golpes recibidos en 10 rounds, no fueron pocos. Después, asesorada por otra mujer que la boxeadora le llama abogada, quieren ensuciar mi reputación en el boxeo internacional sin fundamentos".

Di Croce se refiere a Miriam Peral, la abogada que asesora a Gómez. "Quiero que se sepa la verdad. Yo no voy a dejar que se me humille de esta manera, y voy a hundir a este tipo y a llevarlo a la ruina, para que no lleve más boxeadores a pelear afuera", dijo la neuquina.

La boxeadora, de 29 años, dice tener una grabación del momento de la agresión. "Terminé de pelear, me hicieron el control antidoping. Y él (por Di Croce) me dijo: 'Vamos'. Yo le dije: 'No, primero tengo que cobrar mi bolsa'. Y me contestó: 'No, ya me la pagaron a mí, en el hotel arreglamos'. Cuando me dijo eso, me llevó a la habitación junto con mi entrenadora (Eliana Gamboa), y dije: 'Acá me parece que va a haber problemas'. Así que agarré mi teléfono y tengo todo el audio de lo que pasó en su habitación, que me habló de esa manera y me pegó, está todo en el audio", explicó.

A pesar de tener la licencia supendida por la Federación Argentina de Box (FAB), Gómez se presentó al combate mundialista con la autorización que le otorgó una entidad de menor rango, la World Pugilism Commission (WPC).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas