Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El suministro energético también está en la mira de la discusión

Estiman que el proyecto generaría el 5% de la electricidad del país

Miércoles 10 de mayo de 2017
0

El problema energético de la Argentina no es un secreto. El gobierno encabezado por Cristina Kirchner lo hizo primero, y el de Mauricio Macri sigue apostando a la construcción de dos represas en el último río glacial de la Patagonia, que, según los cálculos, aportarían un 5% del abastecimiento energético del país.

Sin embargo, la tendencia en el mundo y en el seno de la Organización de las Naciones Unidas es desalentar las megarrepresas como fuentes de energía. Aunque todavía el proceso para reanudar las obras en el río Santa Cruz no está finalizado, cada día está más cerca de concretarse por el interés político y económico.

Las centrales hidroeléctricas tendrán una potencia instalada de 1310 megawatts, lo que representa el 5% del máximo de consumo nacional en punta. Permitirá una generación media anual superior a 5000 GW/h, según indica la UTE conformada por Electroingeniería y la empresa china Gezhouba.

Para un grupo de ONG ambientalistas los aspectos negativos de esta obra superan ampliamente los positivos.

Para la organización Banco de Bosques, la construcción de las represas no sólo es perjudicial desde el punto de vista ambiental. Tampoco la justifican en términos económicos: "No son un buen negocio. Estudios realizados a nivel mundial arrojan que tienden a duplicar su costo presupuestado y a demorarse 50% más de lo previsto en construirse. Es decir que representan energía más cara y el costo saldrá del bolsillo de todos los ciudadanos", aseguran.

Y agregan que es inviable porque "para aprovechar el 100% de la energía que generan deberían construirse nuevos tendidos eléctricos, que se calculan en unos 2000 millones de dólares".

El presidente de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn), Andrés Nápoli, propone usar la misma inversión en energías alternativas para "producir 74% más de energía, y al aplicar esa inversión en políticas de uso racional y eficiente de la energía se podría ahorrar 24% más por año que el que producirían estas represas".

La discusión seguirá hoy en el Senado de la Nación, donde legisladores y representantes de la sociedad civil seguirán debatiendo el tema.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas