Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El chavismo entrenará a 200.000 militantes políticos "para el combate"

El PSUV anunció un proceso de enrolamiento de miembros del partido para que formen "batallones"; serán instruidos en prácticas de tiro y "defensa antimotines"

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 10 de mayo de 2017
Simpatizantes del gobierno marchan en apoyo al proceso constituyente
Simpatizantes del gobierno marchan en apoyo al proceso constituyente. Foto: EFE / Miguel Gutiérrez
0

CARACAS.- El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se prepara para la batalla en medio de la ola de protestas contra Nicolás Maduro. La organización política que preside el "hijo de Chávez" emprendió un proceso de alistamiento y organización para conformar 920 batallones, compuestos por más de 200.000 combatientes, dispuestos a participar "en la defensa de la nación para cualquier escenario", adelantó Pedro Carreño, mano derecha del radical Diosdado Cabello y uno de sus voceros parlamentarios.

"Cada una de las 10.176 Unidades de Batalla Bolívar Chávez aportarán 20 compatriotas, cuatro de ellas formarán un pelotón y cuatro pelotones una compañía. Serán 3680 compañías y cada cuatro (conformarán) un batallón de milicianos", concretó Carreño, ex militar como Cabello.

Los objetivos del partido gobernante están detallados en el documento titulado en un lenguaje muy revolucionario, "Plan de Encuadramiento de la Estructura del PSUV para su Incorporación a la Defensa Integral a través del Sistema de Defensa Territorial". Tras el reclutamiento llegará el adiestramiento en "campos de entrenamiento, de tiro de combate, de tiro instintivo y de defensa antimotines", detalló el diputado oficialista.

De esta forma, el chavismo pretende potenciar su músculo armado, más allá del ejército, las distintas policías, la Guardia Nacional y las milicias, a las cuales Maduro prometió medio millón de rifles. La Conferencia Episcopal Venezolana denunció también la represión que durante las protestas están ejerciendo los colectivos revolucionarios, "grupos armados que actúan bajo la mirada protectora de las autoridades", según la Iglesia Católica.

"A Venezuela le han aplicado más de lo que le aplicaron a Afganistán, Siria, Libia, de lo que le hicieron a Allende en Chile. No podrán con Venezuela porque no entienden el talante libertario del pueblo venezolano", explicó Carreño para justificar esta nueva iniciativa bolivariana.

"Van a preparar para la guerra a su militancia", se quejó el gobernador de Miranda, Henrique Capriles. "Que el mundo vea quiénes queremos elecciones y quiénes pretenden imponerse a la fuerza. Ya se quitaron cualquier careta de democracia", sentenció el líder opositor.

"Oficialistas promueven el enfrentamiento armado en Venezuela", denunció por su parte el Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social.

El chavismo puso en marcha todos sus poderes y herramientas para imponer por la fuerza la Asamblea Nacional Constituyente, calificada como fraudulenta por la oposición, juristas, universidades y organizaciones de derechos humanos. Según una encuesta de More Consulting, hecha pública ayer, el 72,9% de los venezolanos califica como dictadura al gobierno presidido por Maduro; entre ellos más del 20% se identifican con la revolución.

Este sondeo, realizado la semana pasada, también airea con sus números por qué el gobierno se niega a realizar un referéndum previo para ratificar la constituyente, tal y como ordena la Constitución: el 68,8% rechaza la propuesta que Maduro sacó de su manga bolivariana.

Un proceso que continúa contra vientos y tempestades, y al que el jefe del Estado pretende sumar una Constituyente Militar "para profundizar la revolución militar bolivariana adentro del corazón mismo de las fuerzas armadas bolivarianas".

Una agenda bolivariana férrea frente a la cruzada opositora, que hoy vuelve a las calles tras una jornada previa de asambleas informativas con sus seguidores. La Mesa de la Unidad Democrática quiere marchar hasta el Tribunal Supremo en Caracas y las distintas sedes del Poder Judicial en el interior del país, con la consigna "Nuestro escudo es la Constitución". Todo apunta a que las fuerzas policiales y militares volverán a extremar la represión para impedir el paso de los manifestantes hacia el centro de Caracas, como ocurre desde finales de marzo.

El Foro Penal contabiliza 1991 personas detenidas durante estas semanas, donde 653 permanecen privadas de libertad. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos deploró ayer las medidas represivas adoptadas por las autoridades, entre las que incluye torturas y malos tratos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas