Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Nos estamos muriendo, 300 personas nos estamos muriendo"

El escalofriante pedido de ayuda -que nunca llegó- de una barcaza a las autoridades italianas

Miércoles 10 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

ROMA (De nuestra corresponsal).- Mientras en Italia arrecian las polémicas por la presencia de barcos de diversas ONG que, junto a naves militares y mercantiles, se la pasan rescatando a desesperados que intentan llegar a las costas del sur del país, el semanario L'Espresso reveló un documento impactante: el audio de las llamadas pidiendo ayuda recibidas, en octubre de 2013, por el comando de la guardia costera, de esta capital, desde una barcaza a punto de hundirse que llevaba 300 migrantes, entre ellos 60 chicos.

"Por favor, nos estamos muriendo. Por favor, ayuda, 300 personas, estamos por ahogarnos", puede oírse en el audio. La voz suplicante e incrédula es la de Mohamad Jammo, un médico sirio que huía de la guerra que desangra a su país, junto a su mujer y sus tres hijos. Era el 11 de octubre de 2013 y la precaria embarcación estaba a punto de naufragar, cerca de la isla de Lampedusa.

El escalofriante pedido de ayuda -que nunca llegó- de una barcaza a las autoridades italianas
El escalofriante pedido de ayuda -que nunca llegó- de una barcaza a las autoridades italianas. Foto: AFP

El audio muestra cómo una hora y cuarto después de haber recibido el primer pedido de auxilio, sabiendo las coordenadas navales precisas y que allí había un número enorme de chicos, mujeres y hombres en grave riesgo de muerte, en la sala operativa de Roma seguían sugiriendo a los interlocutores que llamaran a Malta.

"Señor, te di el número de las autoridades de Malta. Están cerca de Malta. Vamos, llamen a Malta", recomienda, burocrático, el oficial de la guardia costera.

"Por favor, llamé a Malta y dijeron que estamos más cerca de Lampedusa (la isla siciliana) que de Malta. Nos estamos muriendo, nos estamos muriendo, 300 personas nos estamos muriendo", vuelve a rogar más tarde el médico sirio, desesperado.

Pero no hay nada que hacer. Desde Roma, fríos, insisten: "¿Has llamado a Malta? Señor tienes que llamar a Malta, estás hablando con Italia".

"Sí, sí, Italia. Lampedusa está en Italia, no nos abandonen, se me acaba el crédito, por favor, llamen ustedes si se corta", suplica la voz del médico sirio.

Ahora se sabe que desde la barcaza repleta de migrantes, muchas familias sirias, durante cuatro horas y media se pidió ayuda, en vano. Ni Italia ni Malta, que se pasaron la pelota burocrática, lanzaron la alerta para que alguien saliera en su socorro.

Una nave de la marina que estaba a pocas millas de la barcaza sólo recibió la orden de salir al rescate cinco horas más tarde, cuando era demasiado tarde.

Días después de esa tragedia, Italia puso en marcha la operación de rescate Mare Nostrum, que duró un año y salvó más de 150.000 vidas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas