Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mauricio Macri llamó a un cordobés que quiere crear trabajo para personas de la calle

Luis Almada hace años que da de comer a la noche a gente necesitada; tiene una historia personal difícil y busca colaborar con los que "tocaron fondo"

Miércoles 10 de mayo de 2017 • 07:11
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CORDOBA.- Luis Almada tiene 43 años, 7 hijas y una historia persona difícil. De chico perdió a su papá y se hizo cargo de sus 6 hermanos. Cuenta que fueron años complicados, que pasaron hambre, pero que siempre pensaron en salir adelante. Hace años que tiene un comedor para ayudar a la gente que no la pasa bien como le tocó a él.

El 1 de mayo, día del Trabajador, le mandó un video al presidente Mauricio Macri para contarle que tiene otro proyecto: armar una empresa para dar trabajo a gente en situación de calle. A las 12:30 de ayer recibió una llamada desde la Casa Rosada.

Luis fue cartonero y con el paso de los años armó su primer negocio con cosas que fue juntando de la calle, un local de pollo a las brasas. Como le fue bien, prometió ayudar a mucha gente para que pudiera salir adelante. Por eso fundó "Yo te ayudo", el primer comedor nocturno de Córdoba.

"¿No es una joda?", le preguntó ayer a Macri cuando atendió el teléfono. Después de bromear unos segundos sobre lo que significa ser padres de mujeres, Luis le contó que lo votó y que tiene esperanzas y le relató cómo se "rompió el lomo" y que tiene un "manual de subsistencia".

cerrar

"No le estoy pidiendo dinero, no le estoy pidiendo subsidios, no le estoy pidiendo cargos. Necesito que usted me deje ayudarlo", le dijo Luis al Presidente. Macri le prometió enviarle gente de su equipo para ampliar "Yo te ayudo" y, cuando venga a Córdoba, visitarlo y comer pollo "con limón".

Varios años Luis repartía raciones de comida en las escalinatas de la Catedral. Con su familia no faltaban nunca; en 2014 el Ministerio de Desarrollo Social provincial le aportó un local para que funcionara, donde también instaló un ropero comunitario. La asistencia continúa y están preparando la apertura de otro.

"La indigencia es lo peor de la pobreza -le insiste Luis a Macri-. Se sale trabajando". En diálogo con LA NACION contó que está muy "satisfecho" con el llamado. "Es difícil explicar, porque imagínate cuánta gente le escribe, le habla".

Señala que su proyecto, que diseñó con su esposa e hijas, comienza con comedores donde se capacite a los que "están tocando fondo". Lo primero que tienen en mente es una cooperativa que se dedique a hacer parquización, limpieza y fabricación de bloques.

También piensa en una distribuidora con empresas que se sumen a la iniciativa. "No hemos inventado nada, hemos copiado y estamos decididos en la familia a invertir en el primer paso".

"Es importante el comedor pero la clave es darle instrumentos para que salgan, no seguir haciendo asistencialismo. No sirve con volcar un camión de comida sino ayudamos a que puedan trabajar y salir de la calle. No fomentamos el 'dame gratis', sino colaborador", describe.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas