Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sorteo del Mundial 2019: tan complicado para los Pumas como para sus rivales

Miércoles 10 de mayo de 2017 • 09:10
PARA LA NACION
0
-
-. Foto: Reuters

A dos años, cuatro meses y doce días del 20 de septiembre de 2019, día en que comienza el Mundial de Japón, muchas cosas pueden cambiar. Excepto el hecho de que Inglaterra y Francia serán candidatos a llegar lejos. Por presente y por historia, son los favoritos a ser los clasificados a cuartos de final por el Grupo C, donde la Argentina aparece como el tercero en discordia luego del sorteo realizado esta madrugada en Kyoto.

Aunque extremamente complicado, el pase a la siguiente etapa está lejos de ser una quimera para los Pumas, que llegarán mejor preparados que nunca a un Mundial, con ocho años de Rugby Championship y cuatro de Super Rugby sobre sus espaldas. Es cierto que el objetivo de plantársele a las potencias de igual a igual todavía no se alcanzó, pero también que están mucho más cerca. Nadie quería caer en el grupo con los argentinos.

A diferencia de otros Mundiales en los que se disfrazó de verdugo y su pase a cuartos fue considerado un batacazo, esta vez pueden considerarse legítimos contendientes a luchar por un lugar entre los ocho mejores. En Gales 1999 sorprendieron a Irlanda en un playoff y en Francia 2007 dejaron atónitos a los locales en el partido inaugural; la excepción fue en Inglaterra 2015, la única oportunidad en que tuvieron un fixture accesible.

Los Pumas quedaron condenados a esta suerte por haber caído hasta el noveno escalón del ranking mundial en gran parte debido a un 2016 para el olvido (con derrotas ante Francia, Escocia, Gales e Inglaterra), pero también por tener que jugar dos veces por año contra las tres máximas potencias en el Rugby Championship. Este roce, paradójicamente, es lo que les da el handicap para saberse a la altura de los mejores.

Inglaterra, la cabeza del grupo, es el equipo del momento. Bicampeón del Seis Naciones, desde que el australiano Eddie Jones agarró la batuta ganó 17 de sus 18 partidos y le discute la supremacía a los All Blacks. Aun si para 2019 esto cambia, se trata de una de las máximas potencias, la cuna del rugby, el país con mayor número de jugadores afiliados: casi un millón y medio, 15 veces más que la Argentina. Este año habrá tres enfrentamientos ante los ingleses, dos en junio en nuestro país (donde los visitantes no tendrán a sus titulares, afectados a la gira de los British Lions por Nueva Zelanda) y una el 11 de noviembre en Twickenham.

Francia es todo un clásico para los Pumas. Fue la primera potencia que visitó la Argentina y desde entonces se ha forjado un rico historial, del cual los argentinos ganaron 10 de los últimos 16 encuentros, incluidos los dos más recordados, en el Mundial Francia 2007. Luego de la pálida performance en Inglaterra 2015, los galos iniciaron un proceso de reconstrucción de la mano de Guy Novès y de a poco parecen recuperar el brillo de antaño. Un grande que siempre se crece en los Mundiales: nunca se quedó afuera de los cuartos y disputó tres finales.

Para hacer el sorteo más complicado aún, los Pumas no tendrán descanso. Además de los favoritos, tendrá otros dos rivales de jerarquía, de lo más difícil que podía surgir de los bolilleros. Por presente, Estados Unidos es favorito a ganar la eliminatoria americana (24 de junio la ida, 1° de julio la vuelta) y está en franco ascenso a partir de que el deporte se hizo olímpico. Canadá no está en su mejor momento, pero es un histórico de los Mundiales, con asistencia perfecta y una presencia en cuartos de final (en 1991).

El segundo de Oceanía saldrá de una eliminatoria que ya disputó su primera rueda entre Fiji (8 puntos), Samoa (4) y Tonga (1). Aunque todo parece indicar que el rival será Samoa, debe visitar a Tonga y recibir a Fiji, así que cualquier cosa puede pasar. La resolución se conocerá el próximo 17 de julio.

Cualesquiera sean estos dos rivales, los Pumas no tendrán margen para relajarse y deberán exigirse al máximo para no ser víctimas de ninguna sorpresa.

Difícil, seguro. Imposible, para nada. La única certeza es que hay mucho trabajo por delante para volver a estar, por cuarto Mundial consecutivo, entre los ocho mejores.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas