Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dilma Rousseff acompaña a Lula da Silva en su declaración por el Lava Jato

La mandataria está junto a su padrino político, que debe dar cuentas ante la Justicia sobre su rol en una megacausa de corrupción

Miércoles 10 de mayo de 2017 • 11:59
Dilma Rousseff está junto a Lula en el día en que debe declarar por Lava Jato
Dilma Rousseff está junto a Lula en el día en que debe declarar por Lava Jato. Foto: Twitter
0

CURITIBA.- La destituida presidenta de BrasilDilma Rousseff ya está en Curitiba para acompañar a su padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva , en uno de sus momentos políticos más difíciles: deberá declarar por primera vez en un juicio en su contra por corrupción.

Rousseff, que fue reemplazada en el cargo por el vicepresidente Michel Temer , fue a buscar al aeropuerto a Lula, una forma de mostrar hasta en los instantes más duros su fidelidad al hombre que la ayudó a llegar al gobierno.

Lula, que moldeó su figura como el presidente dispuesto a luchar por los derechos de las clases más necesitadas, deberá comparecer ante el juez Sergio Moro en la lucha contra la corrupción: el ex mandatario brasileño, que quiere volver al poder en 2018, está sospechado de ser una de las piezas clave de la megacausa "Lava Jato".

En medio de decenas de bloqueos, policías en las calles y miles de manifestantes que forman parte de la escenografía de la ciudad brasileña de Curitiba, Rousseff llegó a pocas horas de la declaración del ex presidente.

El ex mandatario está citado a declarar a las 14 en el tribunal de Moro en Curitiba, en el sur de Brasil, donde se realizan las principales investigaciones de la causa sobre una trama corrupta en la petrolera estatal Petrobras.

Lula, que estuvo al frente del gobierno entre 2003 y 2010, debe responder en cinco juicios por cargos de corrupción y lavado de activos, entre otros. Aunque Lula ya declaró en marzo en un proceso en el que es acusado de intentar obstaculizar las investigaciones de "Lava Jato", ésta será su primer cara a cara con Moro, convertido desde hace tiempo en el emblema de la lucha contra la corrupción en el país sudamericano.

En Curitiba, el ex presidente será interrogado por cargos de que aceptó sobornos de la empresa OAS, a través de la reforma de un apartamento en Guarujá en la costa del estado de Sao Paulo, a cambio de un trato de favor para la compañía en sus tratos con Petrobras.

Agencias Télam y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas