Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Procesaron a José Potocar, primer jefe de la Policía de la Ciudad

La resolución fue tomada por el juez Ricardo Farías, que también trabó un embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma 500.000 pesos; está acusado de liderar una asociación ilícita

Miércoles 10 de mayo de 2017 • 12:24
SEGUIR
LA NACION
0

El suspendido primer jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, fue procesado con prisión preventiva acusado de ser jefe de una asociación ilícita que, desde la comisaría 35°, con jurisdicción en Núñez y Saavedra, extorsionaba a comerciantes y empresarios a cambio de una seguridad privilegiada.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. La resolución fue firmada por el juez Ricardo Farías. La causa, instruida por el fiscal José María Campagnoli, comenzó en abril de 2016, cuando Potocar, de 58 años, estaba al frente de la Dirección General de Comisarías de la Policía Federal (ya estaba bajo la órbita del gobierno porteño).

El magistrado también dispuso un embargo sobre los bienes de Potocar hasta cubrir la suma de 450.000 pesos.

"[Potocar] no sólo fue connivente frente al funcionamiento de esta estructura [criminal], sino que promovió su instauración, brindó la protección que un sistema permanente de corrupción como éste ineludiblemente requiere y lo blindó ante posibles detractores internos a través del uso arbitrario de los mecanismos administrativos policiales", sostuvo Campagnoli en el dictamen donde había pedido la detención de Potocar.

Desde el 21 de abril del año pasado, el fiscal Campagnoli investiga supuestos hechos de corrupción en la seccional 35», que en ese momento estaba al mando del comisario Norberto Villarreal, que desde el 2 de noviembre último está prófugo.

Según la investigación de Campagnoli, en la comisaría 35» había un sistema de recaudación ilegal que consistía en extorsionar a los comerciantes y empresarios de la zona a cambio de una seguridad privilegiada, y de cobrarles a los "trapitos" para dejarlos trabajar.

Para el representante del Ministerio Público, parte del dinero que era recaudado de forma ilegal por los subordinados de Villarreal era entregado a los superiores jerárquicos.

Campagnoli afirmó que Potocar y la por entonces comisario mayor Susana Aveni, detenida y procesada en la causa, recibían periódicamente un pago a instancias de Villarreal.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas