Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hong Kong: cómo vivir en 11 metros cuadrados

La ciudad tiene los alquileres más altos del mundo, lo que vuelve imposible para algunos llegar a una vivienda digna

Una visión general de edificios en el distrito de Yau Tsim Mong, un lugar popular para las unidades subdivididas
Una visión general de edificios en el distrito de Yau Tsim Mong, un lugar popular para las unidades subdivididas. Foto: AP / Kin Cheung
Viernes 12 de mayo de 2017 • 00:56
0

La casa de los sueños de Li Suet-wen tendría un dormitorio y un salón donde sus dos hijos podrían jugar y estudiar. Pero la realidad es una sola habitación cubículo o "caja de zapatos", una de las cinco particiones de un pequeño departamento en un viejo edificio por el que solo se puede subir por escalera en un barrio de clase trabajadora de Hong Kong.

En la sala de 11 metros cuadrados están abarrotados una cucheta, un sofá pequeño, un heladera, un lavarropas y una mesa pequeña. A un lado de la puerta hay combinados un inodoro y una ducha, en el otro una mesada con una hornalla eléctrica y una pileta. La ropa se seca por encima de la luz tenue de un tubo fluorescente desnudo. Se siente como un depósito, no como un hogar.

Li Suet-wen y su hijo, de 6 años, y su hija de 8, viven en una habitación de 11 metros cuadrados
Li Suet-wen y su hijo, de 6 años, y su hija de 8, viven en una habitación de 11 metros cuadrados. Foto: AP / Kin Cheung
Una pileta e inodoro compartido por las dos docenas de habitantes
Una pileta e inodoro compartido por las dos docenas de habitantes. Foto: AP / Kin Cheung

El hijo de 6 años de Li y la hija de 8 años a menudo preguntan: "¿Por qué siempre tenemos que vivir en un departamento tan pequeño? ¿Por qué no podemos vivir en un lugar más grande? ".

"Yo digo que es porque mamá no tiene dinero", dijo Li, una madre soltera cuyos 580 dolares al mes entre alquiler y servicios públicos se come casi la mitad de los 1.290 dolares que gana en una panadería decorando pasteles.

Los costos de la vivienda están entre los mayores problemas de este rico centro financiero asiático.

Unos 200.000 de los 7,3 millones residentes de Hong Kong viven en "unidades subdivididas". Esto representa un aumento del 18 por ciento desde hace cuatro años e incluye a 35.500 niños menores de 15 años, según cifras del gobierno. La cifra no incluye muchos miles más que viven en otras "viviendas inadecuadas", como cabañas en la azotea, jaulas metálicas parecidas a las de conejos y "casas ataúd" hechas de cuchetas de madera apiladas.

Residentes de Hong Kong, que sólo dieron su apellido, Lam, arriba a la izquierda, Wan, arriba a la derecha, y Kitty Au
Residentes de Hong Kong, que sólo dieron su apellido, Lam, arriba a la izquierda, Wan, arriba a la derecha, y Kitty Au. Foto: AP / Kin Cheung
Kitty Au juega con su hámster en su casa en Hong Kong
Kitty Au juega con su hámster en su casa en Hong Kong. Foto: AP / Kin Cheung

Es un universo lejos de los estilos de vida que disfrutan los ricos que viven en lujosas mansiones en la cima de la montaña y penthouse de lujo, o incluso aquellos con alojamiento de clase media en esta antigua colonia británica.

Hong Kong regularmente supera las encuestas mundiales sobre precios inmobiliarios. Los alquileres y los precios de las viviendas han aumentado constantemente y ahora están en o cerca de los máximos históricos.

Un niño de cinco años juega fuera de su pequeña casa hecha de hormigón y de chapa en la terraza de un bloque de departamentos.
Un niño de cinco años juega fuera de su pequeña casa hecha de hormigón y de chapa en la terraza de un bloque de departamentos.. Foto: AP / Kin Cheung
Un edificios donde se ubican las casas ataud
Un edificios donde se ubican las casas ataud. Foto: AP / Kin Cheung

La consultora estadounidense Demographia la ha clasificado como el mercado inmobiliario menos asequible del mundo durante siete años seguidos, superando a Sydney, Vancouver y otras 400 ciudades. Los precios medios de la vivienda son 19 veces la media.

Carrie Lam, que fue elegida en marzo para ser la próxima presidenta ejecutiva de Hong Kong, prometió abordar la crisis de vivienda que hereda de su predecesor Leung Chun-ying.

Lam dice que después de que asuma el cargo en julio ayudará a las familias de clase media a comprar casas y ampliar la cantidad de tierra que el gobierno pone a disposición para el desarrollo.

Residentes que sólo dieron su apellido, Yeung (izquierda) y Lui descansan
Residentes que sólo dieron su apellido, Yeung (izquierda) y Lui descansan. Foto: AP / Kin Cheung
Simon Wong, una hombre desempleado mirando Tv
Simon Wong, una hombre desempleado mirando Tv. Foto: AP / Kin Cheung

Los precios se han disparado a pesar de múltiples medidas del gobierno para enfriar la situación, ya que el dinero inunda desde China continental. La ampliación de la desigualdad ayudó a impulsar protestas masivas en pro de la democracia en 2014. Los jóvenes desesperan por tener casas propias. Ellos carecen de espacio incluso para tener relaciones sexuales, dijo un legislador activista el otoño pasado, utilizando un término de argot cantonés bastante grosero que causó un revuelo.

"Si no podemos resolver el problema de la vivienda, habrá más problemas sociales", dijo Sze Lai-shan, un organizador del grupo de bienestar social Society for Community Organization. "Las tensiones sociales van a aumentar y la gente se va a molestar cada vez más con las políticas del gobierno".

Wong Tat-ming, de 63 años
Wong Tat-ming, de 63 años. Foto: AP / Kin Cheung
Wong Tat-ming, de 63 años, se sienta rodeado de sus escasas posesiones
Wong Tat-ming, de 63 años, se sienta rodeado de sus escasas posesiones. Foto: AP / Kin Cheung

La vivienda pública es la mejor esperanza para la mayoría de los que viven con ingresos modestos. Las grandes urbanizaciones albergan aproximadamente el 30 por ciento de los 7 millones de habitantes de Hong Kong. Si los hogares comprados con subsidios gubernamentales están incluidos, el número se eleva a casi la mitad.

Li aplicó hace dos años, pero con 282.300 personas en la lista la espera promedio es de 4,7 años.

Wong Tat-ming, de 63 años, ha ocupado una "casa ataúd" aún más pequeño durante cuatro años. Él paga 310 dolares al mes por un compartimento de 1 por 2 metros lleno de sus escasas posesiones, incluyendo un saco de dormir, televisor color y ventilador eléctrico.

Los edificios donde se ubican las casas ataud
Los edificios donde se ubican las casas ataud. Foto: AP / Kin Cheung

Su cama se encuentra al lado de inodoros mugrientos y una sola pileta compartido por dos docenas de residentes, incluyendo algunas mujeres solteras.

El dolor en las piernas de la esclerosis obligó a Wong a dejar de conducir un taxi hace 10 años. Ahora consigue cerca de 680 dolares al mes de planes sociales.

Wong es mas escéptico que Lam: "Así que ella dice que se va a encargar de estos problemas, pero eso llevará al menos siete u ocho años", dijo.

Un residente que sólo dio su apellido Yeung descansa
Un residente que sólo dio su apellido Yeung descansa. Foto: AP / Kin Cheung
Cheung Chi-fong, de 80 años, duerme sin poder estirar sus piernas
Cheung Chi-fong, de 80 años, duerme sin poder estirar sus piernas. Foto: AP / Kin Cheung

Chan Geng-kau, que trabaja aquí y allá como conserje, y su esposa se preocupan de ser forzados a salir de su choza en uno de los "barrios pobres del cielo" de la ciudad, encima de una terraza de un edificio de Kowloon repleto de antenas de TV y entrecruzado por cables. El gobierno planea demoler las chozas ilegales de hormigón y chapa.

"Si vienen a desalojarnos, mis ingresos no son altos, no gano mucho y los departamentos que hay por ahí son muy caros, así que no puedo pagarlo", dijo Chan, de 58 años. Con sus ingresos inestables, apenas puede pagar 260 dolares al mes de alquiler. "Si pago esos alquileres, no puedo permitirme comer."

Un residente camina fuera de su choza ilegal en la terraza situado al lado de una residencia estatal pública, en el fondo.
Un residente camina fuera de su choza ilegal en la terraza situado al lado de una residencia estatal pública, en el fondo.. Foto: AP / Kin Cheung
Una choza ilegal en la terraza de un edificio
Una choza ilegal en la terraza de un edificio. Foto: AP / Kin Cheung

Texto: AP/ Kelvin Chan

Edición de fotografía: Adán Jones

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas