Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una distinción que nació hace 50 años

LA NACION
SEGUIR
Marcelo Stiletano
Jueves 11 de mayo de 2017
0

Un premio de tanto valor y significación como el que acaba de recibir Les Luthiers se consigue una sola vez. Como el Nobel, que tiene al Princesa de Asturias como su genuino equivalente artístico, literario y cultural en todo el mundo de habla hispana. El reconocimiento adquiere todavía mayor realce porque enriquece la extraordinaria historia de Les Luthiers en un momento también único: la celebración de sus bodas de oro con ese nombre, con esa identidad.

La elección fue obra de un jurado integrado por juristas, filósofos, lingüistas, filólogos, escritores y comunicadores de prestigio. Un grupo de expertos consumados en las mismas artes muy serias que Les Luthiers celebra en clave de divertimento desde hace cincuenta años. De esa deliberación interdisciplinaria surgió el veredicto: el jurado identifica al grupo como "referente de libertad de la sociedad contemporánea" y destaca la importancia decisiva del humor en su obra. Sugiere que Les Luthiers ha logrado vencer al tiempo del modo más original desde el lenguaje, desde la música y desde el ejercicio escénico. No hizo otra cosa que ponerle un nombre y un título definitivo al mismo premio que el público argentino le viene otorgando a Les Luthiers, aplauso tras aplauso, desde 1967.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas