Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Encontraron ahorcado en su celda al principal sospechoso de violar y asesinar a una nena en San Luis

Lucas Gómez, el padrastro de la víctima, estaba procesado por "abuso sexual con acceso carnal, doblemente agravado" y "homicidio agravado criminis causa"

Miércoles 10 de mayo de 2017 • 21:03

El principal sospechoso de haber violado y asesinado a Florencia Di Marco (12) en San Luis fue encontrado hoy ahorcado en su celda y las autoridades informaron que se trata de un suicidio.

El Director del Servicio Penitenciario provincial, Hugo Scarso, informó que "al hacer en recuento de internos, hallaron sin vida en su celda" a Lucas Gómez (32), que era el padrastro de la víctima.

Gómez permanecía detenido desde el 27 de marzo en el penal de máxima seguridad Pampas de Salinas de San Luis, acusado del crimen de Di Marco, hallada asesinada el 23 del mismo mes debajo de un puente en la localidad de Saladillo, a 55 kilómetros de la capital puntana.

En el marco de la causa, llevada adelante por la jueza Virginia Palacios, Gómez estaba procesado por "abuso sexual con acceso carnal, doblemente agravado" y "homicidio agravado criminis causa, por perpetrarse con alevosía y mediar circunstancias de violencia de género".

En tanto,la magistrada luego detuvo y procesó a Carina Di Marco (32), madre de la víctima, ya que a su entender "se conocía abiertamente" que la niña "era abusada" y resultaba "inentendible que la madre no haya sabido" lo que sucedía.

cerrar

La madre de la nena quedó acusada de "abuso sexual con acceso carnal agravado, por su calidad de progenitora, respecto de la víctima, por su condición de guardadora y por mediar la condición de convivencia preexistente".

La imputación la señala como partícipe necesario de los ataques a los que era sometida Florencia por parte de Gómez, quien estaba preso desde el 24 de marzo pasado, un día después del hallazgo del cuerpo de la víctima.

La jueza resaltó que la omisión de la madre de Florencia de actuar ante lo que le sucedía a su hija la convierte en partícipe del hecho y valoró las declaraciones de dos maestras de la Escuela Florencio Ameghino, a la que la niña asistía cuando la familia vivía en Palmira, Mendoza.

"Las docentes la convocaron a la madre a una reunión, para informarle de esto y ella respondió que su hija era una mentirosa", relató la jueza en una rueda de prensa tras procesar a la madre.

Agencia Télam

En esta nota:
Te puede interesar