Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aumenta la inquietud por las denuncias de secuestros en las zonas de colegios

Familias y docentes se reunieron en Vicente López para hablar de los casos que se viralizaron en las redes sociales; habrá un nuevo encuentro mañana, también con comunidades educativas porteñas; refuerzo policial en la zona norte

SEGUIR
LA NACION
Jueves 11 de mayo de 2017
Uno de los casos consumados ocurrió en el barrio La Merced, de San Isidro
Uno de los casos consumados ocurrió en el barrio La Merced, de San Isidro.

Los mensajes con historias que relatan hechos de violencia e inseguridad, y eventuales intentos de secuestros de estudiantes en cercanías de escuelas y colegios del área metropolitana se replican y viralizan a través de las redes sociales, sobre todo, por WhatsApp. El miedo caló hondo en padres e hijos y la preocupación va en aumento. En la Capital y el norte del conurbano, donde ocurrió uno de los hechos certificados -el de un chico de 17 años que fue privado de la libertad en las Lomas de San Isidro cuando iba a su clase de piano, tal como publicó LA NACION en su última edición-, la comunidad educativa comenzó a movilizarse para buscar respuestas de parte de las autoridades.

Anteanoche hubo una reunión en el Instituto Pedro Poveda, de Vicente López, de la que participaron padres, docentes y ex alumnos de diferentes colegios y escuelas de la zona norte y de la ciudad de Buenos Aires. "Nos reunimos para compartir en comunidad nuestra angustia y nuestros miedos, y para abrazar a todas las familias que sufrieron un hecho de violencia. También para intentar compartir tanta información circulante y distinguir cuál es la verdadera y cuál no", explicó a LA NACION el fundador de la Red Solidaria, Juan Carr , que participó del encuentro.

En esa reunión se resolvió convocar a un nuevo encuentro para mañana, a las 19, en un lugar a definir, e iniciar un diálogo con autoridades municipales y provinciales.

Por lo pronto, tras la publicación del primer caso en LA NACION y la difusión de la reunión en el Instituto Poveda, el gobierno provincial tomó nota. Según confiaron fuentes del Ministerio de Seguridad, desde hoy habrá un "masivo despliegue policial en toda la zona norte en las horas críticas de entrada, almuerzo y salida de los colegios".

Pero a la preocupación expresada en el mitin de Vicente López también se sumaron las denuncias que, como publicó LA NACION anteayer, hicieron agrupaciones de estudiantes universitarios sobre una "zona liberada" para secuestros de mujeres en la plaza Houssay, Recoleta.

"El tema angustia. Lo grave es que las chicas ya no pueden andar tranquilas caminando por el barrio después del colegio. Van a casas de sus compañeras, a realizar actividades fuera del colegio o, simplemente, a pasear. Pero ahora, ¿qué se supone que debemos hacer? ¿Armar corredores de alerta entre padres y vecinos? ¿Cómo protegerlas todos los días en todo momento?", dijo Juan Pablo Vigliero, vecino de Recoleta.

Fuentes oficiales afirmaron a LA NACION que, según datos de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese) de la Procuración General de la Nación, durante 2016 en San Isidro se registraron tres secuestros, todos en Martínez. Y según información de la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial de la policía bonaerense, en 2017 en San Isidro sólo hubo un secuestro, en Boulogne.

Fuentes de la municipalidad de Vicente López dijeron a LA NACION que "tres casos que circulan por las redes sociales hemos tratado de constatarlos a través de los registros de las cámaras de seguridad, y se advierte que no ocurrieron en los horarios y lugares referidos".

En la reunión en el Poveda estuvo presente una familia que fue víctima de un intento de secuestro. También se relató lo vivido por una chica de Olivos que logró zafar de quienes querían meterla por la fuerza en una camioneta utilitaria blanca. La joven escapó, pero llegó toda golpeada a su trabajo. Al inicio del encuentro se hablaba de al menos 30 casos en las últimas semanas. Pero se llegó a la conclusión de que sólo fueron nueve. Ayer, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, llamó a Juan Carr y le afirmó que no hubo 30 secuestros. "Hay que tener mucho cuidado con la información que se difunde por las redes sociales porque genera mucha paranoia. No todo es cierto", se explicó.

Recomendaciones

El Saint Andrew's Scots School, de Olivos, difundió un comunicado entre las familias de su comunidad estudiantil donde recomendó: "Tengan a bien hablar con sus hijas e hijos respecto a esta situación y a la necesidad de extremar precauciones en cuanto al contacto con extraños, y sobre todo para los alumnos de secundaria que salen a almorzar; desplazarse por la calle en grupos y no individualmente, mensaje que también será reforzado desde el colegio con los alumnos".

El comunicado del St. Andrew's
El comunicado del St. Andrew's.

El comunicado, firmado por el headmaster, Gabriel Rshaid, agrega: "Todo nuestro personal ha sido alertado respecto de estos hechos y están alertas a posibles riesgos similares, reforzando las acciones de prevención en dicho sentido. Se solicitarán a la comisaría y a la Municipalidad de Vicente López una mayor frecuencia en los recorridos policiales que se hacen en la cuadrícula que comprende al colegio".

Desde el municipio respondieron: "Creemos que en esto tenemos que trabajar juntos los colegios, los padres y nosotros. Contamos con 13 patrullas para recorrer los corredores escolares. En esos 13 corredores escolares hay 115 cámaras, entre fijas y domos. Y hay 60 agentes distribuidos en las cercanías de los establecimientos, 13 patrullas y diez motos para recorridas preventivas".

En la Municipalidad de San Isidro explicaron que desde la Subsecretaría de Seguridad se convocó a las fuerzas de la policía bonaerense para reforzar las acciones de prevención en establecimientos educativos y sus alrededores. "El municipio está en contacto permanente con las Juntas Vecinales, las asociaciones y los vecinos", agregaron.

Aclaración del Instituto Poveda

Las autoridades del Instituto Pedro Poveda emitieron un comunicado para aclarar que no dio un respaldo institucional a la reunión que estudiantes y vecinos realizaron en ese establecimiento de Vicente López. También notificaron que "ningún alumno del Instituto Pedro Poveda ha sufrido en estos días un secuestro o un intento de secuestro".

Los directivos de ese centro educativo explicaron que sólo cedieron un espacio por pedido de una ex alumna que había padecido una situación de inseguridad.

El Instituto Pedro Poveda advirtió además que, a su entender, se hizo un mal uso de las redes sociales para alertar sobre supuestos sucesos de inseguridad en los alrededores de los colegios: "Valiéndose de preocupaciones reales y legítimas se puede generarse confusión, incertidumbre, expandirse el miedo y la angustia colectiva".

En esta nota:
Te puede interesar