Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri: "Siempre estuve en contra del «dos por uno»"

Por primera vez, el Presidente tomó distancia del fallo; rescató a la Corte y criticó a Cristina Kirchner

SEGUIR
LA NACION
Jueves 11 de mayo de 2017
Macri, en Mendoza, habló por primera vez sobre el fallo de la Corte
Macri, en Mendoza, habló por primera vez sobre el fallo de la Corte. Foto: Presidencia

No alcanzaron los rechazos encabezados por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y que incluyeron a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y a buena parte del gabinete nacional. Una semana después del fallo de la Corte Suprema que favoreció a un condenado por delitos de lesa humanidad, y horas antes de la multitudinaria marcha de repudio al pronunciamiento del alto tribunal, el presidente Mauricio Macri rechazó ayer al denominado "dos por uno" y felicitó al Congreso por "la celeridad con la que pudo resolver el vacío legal que había dejado esta desafortunada ley".

"Estuve siempre en contra [del «dos por uno»], porque estoy en contra de cualquier herramienta que sea en favor de la impunidad, y más aún cuando esa herramienta se quiere aplicar para delitos de lesa humanidad", dijo el Presidente en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Mendoza, junto al gobernador Alfredo Cornejo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el ex senador Ernesto Sanz.

Con esas declaraciones y con la certeza de que el Congreso limitaría horas más tarde los alcances del fallo de la Corte que la semana pasada benefició a Luis Muiña, condenado por secuestros y torturas en el hospital Posadas durante la última dictadura militar, el Presidente buscó despegar definitivamente a su gestión del fallo de los jueces Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti (ambos propuestos por el Gobierno) y Elena Highton de Nolasco. "Estoy contento de que el Parlamento ya esté resolviendo ese tema, y espero que el Senado, que se está convocando hoy mismo, lo sancione. Eso va a encauzar las cosas como se debe", dijo el Presidente, en un extenso monólogo sobre el tema.

¿Por qué salir a contestar ayer? En el Gobierno afirmaron, como lo hicieron toda la semana, que "los funcionarios contestaron cuando se les preguntó", y negaron cualquier vínculo con los jueces que tomaron la controvertida posición, que habilitó por unas horas a centenares de condenados por delitos aberrantes a pedir reducciones de sus penas.

En voz baja, y mientras la Plaza de Mayo se llenaba de manifestantes, en la Casa Rosada reconocían que "el fallo nos tomó por sorpresa" y lo daban como una muestra "de que no tenemos operadores en la Justicia", como denunció en su momento Elisa Carrió, con la mirada puesta en Daniel Angelici. "Tenemos especial afecto por los errores no forzados. Y justo cuando venía todo para arriba", se lamentó un experimentado dirigente de origen macrista.

La crítica de Sergio Massa, que había hablado del "silencio que aturde" del Presidente, también habría influido en la decisión de sentar posición, y de paso criticar al kirchnerismo, impulsor -en la figura de la ex presidenta Cristina Kirchner- de la idea de que el Gobierno estuvo "detrás" del fallo.

cerrar

"Escucho a muchos dirigentes que han tenido roles protagónicos los últimos años, en el Congreso, en el Poder Ejecutivo, de los distintos gobiernos que nos antecedieron, y que no hicieron nada cuando esta ley se aprobó, liderada por [Eugenio] Zaffaroni", dijo el Presidente.

Cuando le preguntaron por las acusaciones de Cristina Kirchner, Macri fue directo: "Ella actúa con la deformación que acarrea, de haber gobernado de una manera, queriendo manejar todos los poderes [...] Estoy muy contento que tengamos una Corte Suprema independiente, prestigiosa, y que decide las cosas según el criterio jurídico que se presenta, y no es claramente lo que piensa la ex presidenta, para quien uno debería controlar la Corte y ordenarle a la Corte lo que tiene que hacer", agregó Macri.

Durante la jornada, con la actividad presidencial trasladada a Mendoza primero, y a la quinta de Olivos después, la Casa Rosada lució semivacía. Cerca del jefe de Gabinete negaban cualquier instrucción alrededor de la presencia de miembros de Cambiemos en el acto en Plaza de Mayo. "No hay instrucciones, no somos así. Cada uno hace lo que quiere en este tema", afirmaban cerca de Peña.

Se confirmó luego la convocatoria de la UCR a manifestarse en la plaza, mientras los legisladores macristas como Federico Pinedo insistían en que el proyecto de su autoría, que limitó los alcances del fallo de la Corte, había sido aprobado "y esa es la respuesta que le damos a quienes dicen que tuvimos algo que ver", afirmó Pinedo mientras el "Nunca Más" atronaba la Plaza. "Fuimos contundentes en las palabras y las acciones", dijo Pinedo para disculpar a Macri, que hoy viajará a China y Japón.

En esta nota:
Te puede interesar