Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El drama de la madre que tiene que restituir a su hijo enfermo a EE.UU.: el chico está internado en el Hospital Gutiérrez

Belén Francesconi se volvió a la Argentina con Alex y ahora la Justicia decidió que regrese con su padre; ella tiene pedido de captura del FBI

Jueves 11 de mayo de 2017 • 15:04
SEGUIR
LA NACION

cerrar

La Sala E de la Cámara de Apelaciones ratificó el fallo de la jueza de primera instancia, Susana Nicolaris, que había ordenado en mayo del año pasado que Alex, de 9 años, deberá volver a Estados Unidos con su padre norteamericano, Miguel Reyes. En 2016, el fallo había quedado en suspenso, luego de que la misma Cámara había aceptado el año pasado el recurso presentado por los abogados de la madre, aunque en abril de este año lo ratificó.

María Belén Francesconi, madre del niño, tiene una denuncia en su contra hecha por Reyes, ya que según consta en los archivos del FBI, nunca cumplió con su palabra de restituir al niño y se quedó desde entonces en Buenos Aires. Esta situación no le permite acompañar a su hijo, que viajará con dos agentes del FBI el próximo 16 de mayo, porque tiene pedido de captura.

La decisión de la Justicia tuvo consecuencias directas en Alexander, que está internado en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez luego de que según Belén, se lastimó para evitar que se lo lleven. "Me lo encontré en el living abrazado al radiador, justo el día que habíamos ido al psiquiatra para hablar sobre lo que se venía, que se tenía que ir", dijo la madre a LA NACION.

A pesar de que la madre lo quiso internar en una clínica privada especial para niños, desde el Juzgado les ordenaron trasladarlo al hospital público. Al no haber habitaciones, quedó internado en la zona de guardia. "Mientras nos trasladaban a la Clínica Santa Rosa, en Cabaliito, la jueza mandó una orden de que lo teníamos que llevar al Gutiérrez o nos iban a poner una multa de 20 mil pesos", indicó.

"Estamos en una suerte de pecera, que tiene un vidrio que da a la oficina de las enfermeras y en el otro vidrio ves las tres camas de la guardia. No tengo ni donde bañarlo, es un espanto. Aparte está con custodia y una terapeuta de la justicia que nos sigue a sol y sombra", agregó.

El registro del FBI donde María Belén figura como buscada
El registro del FBI donde María Belén figura como buscada.

Alexander tiene 9 años y está en cuarto grado, aunque últimamente su cabeza no está en el colegio. Además de su escuela, va al psiquiatra una vez por semana, a la psicóloga dos veces por semana, también a una psicopedagoga, porque tiene síndrome de Tourette.

"El colegio cuesta un montón, en lo que único que piensa es lo que el llama el problema, todo cuesta el doble. Está en cuarto grado, hay que darle apoyo extra para que pueda estar al ritmo de los demás, es super inteligente pero su concentración esta en otro lado", apuntó.

Según cuenta Belén a LA NACION, Alex vio a su padre en no más de ocho oportunidades y en todas las ocasiones fueron visitas cortas. "El padre no lo llama desde el primero de abril del 2016. Yo le mandé un mail para que recapacite un poco por la situación que está atravesando Alex y nunca me respondió", relató.

"Alex te dice que no se quiere ir de al lado de su mamá y su hermanita, que antes que eso prefiere irse al cielo con sus bisabuelos", sostuvo Belén, quien se volvió a casar y tuvo otra hija.

La madre del niño espera que en los próximos días, con los informes de la terapeuta sobre la salud de Alex, la jueza recapacite y cambie el fallo que dictamina que su hijo tiene que regresar a Estados Unidos el martes.

"Tiene un miedo que no puede más, si le ves la carita se te rompe el corazón. Está muy triste no para de llorar. No creo que se lo puedan llevar el 16 si sigue diciendo que si se lo llevan se va a matar y va a matar al padre", concluyó entre lágrimas.

La historia de Alexander

Belén conoció a Miguel Reyes cuando vivía en Estados Unidos porque era el primo de su vecina. Luego de tener a Alexander tuvieron varias peleas, hasta que la argentina decidió volver a su país con su hijo con el permiso del padre.

"Él me manda un mail que me quede tranquila, que sea feliz con Alex pero a la vez pide en La Haya un pedido de restitución y a partir de ahí fue todo un calvario. Ni lo conoce y no le interesa su hijo, la cosa es castigarme a mi, me lo hace mí, no a Alexander. Es un medio para un fin, que es destruirme a mi", apunta Belén.

La madre asegura que su ex pareja hizo todo lo posible para llevarse a Alex y que por eso decidió quedarse. "Hice todo para quedarme acá, contacté a la Interpol y la embajada para que sepan que no me lo estaba secuestrando".

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.