Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Narda Lepes, sobre Dueños de la cocina: "Lo que se ve no es todo como es, no soy mala"

La cocinera habló con LA NACION sobre la nueva temporada del reality de cocineros, que se estrena este domingo, a las 22; nos contó las novedades de esta edición y por qué queda cómo una jurado malvada

Viernes 12 de mayo de 2017 • 10:39
SEGUIR
LA NACION
Narda Lepes
Narda Lepes. Foto: gentileza Telefé

Como habíamos quedado, a las 11, puntual, atiende el teféfono Narda Lepes . Al principio, su voz no suena como la que tantas veces escuchamos por la pantalla de televisión, pero apenas surge la charlar se hace reconocible su forma de hablar. La cocinera está en el medio de las grabaciones de la nueva temporada de Dueños de la cocina, que le llevan entre 7 y 8 horas de su día; además, estuvo organizando la feria Masticar -que abrió hoy sus puertas- ; está en plena promoción de su nuevo libro Ñam Ñam y también está a casi un mes de abrir su restaurante. Y si leer cómo son sus días no los agotó aún, además está haciendo malabares porque su hija tiene dos semanas de vacaciones en el colegio. "¡Sí, este es mi mayo! En junio, voy a estar más tranquila. Mi vida vuelve a la normalidad y mi hija vuelve al colegio!", asegura, entre risas.

-¿Qué novedades tiene este año la segunda temporada de Dueños de la cocina?

-En esta temporada el objetivo de ellos [los participantes] es otro, esta vez no se les ofrece un buen trabajo, esta vez el premio es quedarse con un restaurante, que está montado y que es simple. No les entregás un problema, es algo que se puede manejar como si fuera la primera vez que lo hacés. Es lindo, tiene onda, está bueno, se puede mantener y el día que abra, ya sabés que va a haber cola en la puerta porque Telefe logra eso, el público va a querer ir a ver cómo se come en el restaurante. Está en una zona donde le va a ir bien, donde funciona, pero le va a ir bien si se come bien... por supuesto.

-¿Es mayor presión entonces?

-Sí, el desafío ahora no es sólo encontrar a alguien que cocine bien sino encontrar a alguien que cocine bien y que tenga el espíritu adentro, que tenga ese héroe adentro de ganarse una oportunidad única. Para la vida de un cocinero joven que te entreguen un restaurante, llave en mano y con público,... ¡olvidate! Es una gran oportunidad.

-¿Participaste de los casting?

-Estamos en una parte, en el grueso no, después de una preselección sí nos incluyen y nos van mostrando, pero primero no porque hay mucha gente que sólo va porque quiere estar en la tele y nada más.

-¿En esta edición también buscan participantes bien capacitados, en cuanto a nivel técnico? Porque, por lo menos en la temporada anterior, se vio que con la pasión por la cocina no alcanzaba...

-Ahora son menos técnicos, son gente que sueña con tener un emprendimiento propio, gente que va a aprender mucho sobre la marcha, gente con ganas de aprender. En el proceso de las pruebas... quizás ahora nos dicen 'eh, son muy difíciles', pero no, porque van a tener más presión después, porque el participante que gane no va a tener un soporte atrás, el que gane no va tener un restaurante ya funcionando y un jefe y si se equivoca hay un sistema atrás bancándolo, no, el que agarre el restaurante va a tener la presión de un emprendimiento, la presión de pagar sueldos, de tener clientes, de no tener clientes. No es lo mismo que antes, ahora no buscamos cocineros de carrera sino gente con espíritu adentro para llevar algo adelante, pegándosela eh, porque se la van a poner... Pero tratamos de ir formándolos en el poco tiempo que tenemos. Sacar lo bueno y los que no van, no van, los que no están listos, no están listos, pero si se lo decimos es porque nos importa.

Además, tenés que sacar a alguien para preservarlo, a veces hay dos que están bien para irse o bien para quedarse, pero preservamos a alguien que no la estaba pasando bien. "Nosotros sabemos que te querés quedar y al público le encantaría que te quedes pero no es bueno para vos quedarte..."

-¿No aguantan la presión?

-Claro, por momentos se quería poner a llorar y la salud... Y la gente va a decir que le dijimos que se vaya, pero la gente no sabe todo lo que nosotros vimos, lo que le pasa fuera de cámara o durante el programa, tenés que ver quién aguanta. Jugar con el tiempo, con la exposición, Capaz que vos sabés que sos mucho mejor de lo que hiciste y te querés morir, eso también les pasa, sabés que sos mejor de lo que acabás de hacer, pero es lo que hay y entonces a un par les pasó que se quebraron. Algunos traen bagaje de su casa y al principio nada, nada, nada y de pronto sale.

-Debe ser difícil para manejarlo ahí, ¿no?

-Sí

-Antes de que empezara este reality, vos y Donato de Santis parecían tener personalidades más amables, por lo menos desde lo que se veía de sus ciclos de cocina en el cable y acá parecen haber perdido ese lado buena onda para ponerse en la piel de "jurados malos".

-¡Es la edición! Con los chicos del año pasado me hablo por lo menos una vez por mes, me los encuentro, charlamos, los voy a ver a dónde están trabajando, me llaman para consultarme algo, entonces lo que se ve no es todo como es... no soy mala. Yo hablo mucho y me editan, pero si me enojo con uno, me enojo de verdad: "Flaco, ¿25 veces vas a hacer lo mismo? Te lo dijimos 30 veces. Dale, nene, si sos mejor que eso". Si sos un choto no me preocupa, ni te digo demasiado, voy a ser más condescendiente porque sé que tenés los días contados, pero si estás peleándola contra otro y, yo a veces no quiero que se vayan, quiero que les vaya bien. Entonces, si te vas a ir que no sea porque te distrajiste, porque te hiciste el canchero, no pierdas porque no entendiste lo que te estamos diciendo.

-Y así te convertís en la malvada...

-Sí, en la edición quedo mala, pero no. Y a veces también cuando estamos siendo un poco más amables, nos vuelven a la mirada del jurado y nos dicen: "no son sus amigos, presiónenlos para que saquen lo mejor". Y después... es un programa de tele, pero de mi parte, no hay nada actuado.

-Pero más allá de la edición, cuando te viste así, enojada, en pantalla. ¿qué te pasa?

-Me quería morir, lo llamé por teléfono al productor y le dije: "¿Y todas las partes donde fui re buena y le dije cosas buenas, dónde están?" Al principio me re enojé, después ya está, entiendo. Antes de eso le había dicho cuatro cosas buenas, pero solo ponen la mala, pero bueno eligen eso...

cerrar

-¿Estás en contacto con el ganador de la temporada anterior, Rodrigo Da Costa?

-No, lo vi un par de veces, pero no, sí hablo con Matías, con Gustavo, con Laura y a Thierry lo vi una vez.

-¿Qué te da la pauta a vos de que alguien pueden ser un buen cocinero?

-Alguien que escucha y otras veces que interpreta lo que uno le está diciendo. No le estás diciendo que haga los que vos le estás diciendo, no, que él haga lo que él quiere hacer, pero que escuche cómo llegar a ser su mejor versión. No quiero que haga lo que yo hago, pero si sos muy desordenado trabajando cómo vas a exigirle a tu equipo una cocina limpia. Si me gusta tu comida, pero tu mesada es un quilombo todo el tiempo, vos no podés tener un restaurante limpio. Algunos te dicen "es mi estilo de cocina". Sí, primero perfecciona tu ejecución y después hacete el loco con las ideas. Si la ejecución no está a la altura, es muy difícil, vos podés tener ideas buenísimas, pero tenés que tener una ejecución que se lo banque. "Mi cocina es así" no, porque no tenés una cocina todavía, tenés 25 años, estás buscándola, primero encontrala y después me decís tu cocina es así.

-¿Cómo van con las grabaciones, están por la mitad?

-Casi, pero se está grabando bastante sobre la hora, viste que los realities se hacen así para que no salga tanto para afuera.

-Entre el jurado, ¿tienen sus candidatos favoritos? ¿Piensan "este participante puede ganar"?

-Tenemos las dos cosas, tenés un favorito porque te cae bien, porque te gusta el personaje y después sabés éste no llega y probablemente ganen éste, éste o éste. La verdad es que esta vez viene con varias sorpresas. Por ejemplo, los otros días vino el productor y nos dijo "chicos, esta votación va a parecer armada" porque a dos que les había ido espectacular la vez anterior, fueron los dos peores del siguiente y nos decía "no pueden ser los peores" y le decíamos "son los peores", "probá, mirá esto, mirá aquello, está quemado". Por ahora, no pasa eso de "van a ganar estos tres".

-Si estuvieras al comienzo de tu carrera, ¿participarías en un reality?

- No , no iría, bah , no sé, es muy fácil con el diario de mañana, a mi me pasó de tener exposición en el cable, el cable es amable, es lento, es despacito. Creo que como soy yo, de uno a mil, de un día para otro, no me animaría a exponerme a eso porque capaz me convierto en una pelotuda. Hay cosas que uno tiene que saber que no, yo lo aprendí de a poquito, tratar de tener una vida normal y de tener los amigos de siempre y no volverse loco, pero no sé si es fácil no volverse loco. con el golpe de la tele.

-¿Ves realities de cocina?

-Antes veía un poco más, ahora veo los formatos porque no me quiero enviciar, veo si hay algo distinto.

-¿Alguno es especial?

-Veía Top Chef y me gustan los de niños, esos los veo, los disfruto porque cocinan espectacular.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.