Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fue con su hijo a la escuela para castigarlo por su mal comportamiento

Lo hizo para disciplinarlo pero su hijo se divirtió con la situación y no le salió como esperaba

Jueves 11 de mayo de 2017 • 14:50
0
Quiso disciplinar a su hijo y no le salió como esperaba
Quiso disciplinar a su hijo y no le salió como esperaba. Foto: Twitter

Un padre de Texas, Estados Unidos, decidió darle una lección a su hijo adolescente por medio de un original castigo: fue al colegio con él y se sentó en clases a su lado, ante la vista asombrada de sus compañeros.

Se trata de Brad Howard, de 53 años, cuya hazaña fue compartida por otra de sus hijas en Twitter y se ha viralizado, ganándose muchos aplausos en redes sociales.

Todo se originó debido a que el padre había recibido muchas quejas por parte del profesor de física de su hijo, quien había dicho que el estudiante estaba comportándose de forma muy desordenada.

"Mi hijo estaba metiéndose en problemas en una de sus clases en la secundaria y su profesor me estaba enviando correos electrónicos al respecto. Él es un buen niño, pero siempre trata de hacer reír a cualquier multitud que esté a su alrededor", explicó el papá en entrevista con el portal estadounidense Inside Edition.

Por este motivo, le hizo una advertencia a su hijo: si recibía un reclamo más de parte del profesor, iba a ir a clases con él para vigilarlo desde el lugar mismo.

Y resulta que sí recibió una queja más. así que cumplió con su amenaza. Lo más divertido fue que el estudiante no sabía que su padre iba a aparecerse en el colegio.

Sobre la experiencia, el padre relató: "fui a la escuela, pero no me preparé mentalmente para lo que vendría. Mi esposa le había dicho al profesor que iba a ir. Entré en la clase y el maestro me pidió que me sentara. Después mi hijo llegó y mientras saludaba a sus amigos, yo le dije 'Hola, Bradley' y él saltó de la impresión".

"Sus amigos lo encontraron muy gracioso (.) Si esperaba que incomodara a Bradley, resultó ser mucho peor para mí. Él estaba tranquilo", añadió.

En ese sentido, concluyó que "este método de disciplina no obtuvo los resultados que esperaba. Él ama llamar la atención, así que estuvo feliz con toda la atención que estaba recibiendo".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas