Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cinco tragos imperdibles para una vuelta al mundo

De Perú a Singapur, pasando por Estados Unidos e Italia, clásicos de la coctelería de muy alto vuelo

Domingo 14 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

1. Lima. Un pisco sour en el Bar Maury

Existe cierta polémica respecto del lugar donde fue creado el pisco sour; y tanto Chile como Perú se disputan esta paternidad. Ignorando aquella disputa, el Bar Maury de Lima se presenta como el lugar donde nació ese cóctel convertido en el trago nacional peruano.

¿Peruano o chileno? Esa es la cuestión
¿Peruano o chileno? Esa es la cuestión.

En su salón de estilo inglés las paredes están cubiertas de paneles de madera y las luces son tenues aún en pleno día. Varias generaciones de barmen se sucedieron para preparar pisco sour utilizando la misma receta que inventó un norteamericano en la década de 1910.

El Hotel Maury está a pasos de la Plaza de Armas y su bar se ha convertido en una parada emblemática de los derroteros gastronómicos que están en pleno auge por la capital peruana.

2. Singapur. Un sling en el Raffles

El Raffles está pasando por un proceso de refacciones, no tanto para recuperar un brillo que nunca perdió (es uno de los hoteles más elegantes del mundo) sino para actualizarse y competir con exclusivos rivales, como el increíble hotel Marina Bay Sands.

El Raffles, cuyo nombre recuerda al fundador de la colonia británica de Singapur, tiene varios ases en la manga para pelear por mantener su puesto de mejor hotel de Asia. Uno de ellos es el Singapore Sling, cóctel a base de ginebra que se inventó en su barra en 1915 y fue apreciado por una larga lista de famosos clientes que incluye a Hemingway, Malraux o Maugham.

3. Estados Unidos. Una bebida explosiva

Varios lugares del mundo están asociados con un trago particular: Brasil con la caipirinha, Francia con el kir, Cuba con el mojito. En Nueva Orleans, en el sur de los Estados Unidos, se trata del Hand Granada, que se sirve en vasos en forma, justamente, de granada.

Un potente clásico de Nueva Orleáns
Un potente clásico de Nueva Orleáns.

Se ha convertido en un clásico del turismo local y su versión original se vende solamente en cinco locales del French Quarter, el corazón histórico de la ciudad. Cosechó un éxito tan grande que se lo protegió de las imitaciones.

4. Italia. Come lo Spritz, il Negroni

No hay nada más italiano que un Campari -o su versión sin alcohol, el San Pellegrino bitter-. Aquel aperitivo es uno de los ingredientes del Negroni, el trago florentino por excelencia. Como el spritz, fue creado en la ciudad de Dante y comparte un mismo color rojo impuesto por el Campari.

El conde Camillo Negroni fue quien sugirió utilizar ginebra en lugar de champagne, luego de un viaje a Londres a principios del siglo XX. El éxito de la receta fue instantáneo y los florentinos tomaron la costumbre de acudir al café Giacosa para probar el "americano de Negroni". Desde Italia conquistó el mundo y se convirtió en un clásico.

5. Tailandia. Rayos de sol en un vaso

El país del sudeste asiático atravesó una grave crisis política hace una decena de años. Su industria turística fue duramente golpeada y para reactivarla las autoridades lanzaron varias iniciativas. Una de ella fue la presentación del Siam Sunrays (rayos de sol de Siam, el antiguo nombre del reino tai), un trago destinado a seducir los visitantes.

Está hecho a base de vodka, licor de coco, pimienta, azúcar y algunos ingredientes más, todos locales. No se pudo comprobar si el turismo fue relanzado en parte gracias a esta bebida. Lo cierto es que se está convirtiendo en la bebida más promocionada a nivel nacional.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas