Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gastón Acurio: "Le pedí disculpas a Horacio Rodríguez Larreta"

El reconocido cocinero peruano preparó un lomo saltado en una esquina de Palermo y luego se disculpó ante el Jefe de Gobierno por "tomar la calle por asalto"

Domingo 14 de mayo de 2017
0

-¿Cuáles son los tres platos más representativos de Perú?

Promotor de la gastronomía peruana y amante de la argentina
Promotor de la gastronomía peruana y amante de la argentina.

- En primer lugar, el ceviche, del cual el mundo se ha enamorado recientemente. En segundo lugar, como limeño, me gusta mucho la comida de la calle, así que admiro los anticuchos, la versión peruana de las brochetas o los pinchos, que se come en las esquinas. Y luego, un plato que representa el mestizaje de las diferentes culturas: el lomo saltado.

-¿Lleva elementos de cocina cuando viaja?

- Sí, aunque cada vez menos. Ahora llevo tres o cuatro herramientas, mi cuchillo, las pinzas, un rallador y eso es suficiente.

-¿Alguna experiencia culinaria fuera de lo habitual?

-En el último viaje a la Argentina, hace unos días, se nos ocurrió tomar Palermo por asalto, en la esquina de Guatemala y Gurruchaga, para instalar una sartén y hacer un lomo saltado en pleno mediodía. La gente pasaba y miraba extrañada. Luego lo repartimos gratis a los que estaban ahí. Incluso apareció Horacio Rodríguez Larreta, le di un poquito para que pruebe y le pedí disculpas por haber tomado la calle por asalto.

-¿Tres ciudades favoritas por su gastronomía?

- Lima, Buenos Aires y Nueva York. Lima es una ciudad fundada entre amores prohibidos, de árabes con italianos, andinos y costeros, amazónicos y africanos, chinos y japoneses. Esa es la familia peruana y esa esencia se expresa en la comida de la mejor manera. En Nueva York conviven todas las culturas del mundo, conservando su identidad. Y Buenos Aires es la capital mundial de la parrilla.

-¿La comida más exótica que haya probado por el mundo?

- En el Amazonas comemos una larva que habita en la selva y tiene muchas proteínas, muy valiosa para los pueblos de allí. A la parrilla son deliciosas. Saben a huevos revueltos con tocino.

-¿El mejor restaurante que haya pisado fuera de su país?

-Tengo una admiración permanente por El Celler de Can Roca, en Gerona, España. Son tres hermanos: uno se encarga de los vinos y el salón; el otro de los postres y el otro de la cocina. Son una inspiración permanente.

-¿Una comida peruana que deberíamos probar alguna vez?

-Aparte de las mencionadas, hay un plato presente en todos los hogares más allá de su condición económica, que es la papa a la huancaína y representa a los dos íconos de la identidad histórica y milenaria del Perú: las papas y el ají. Al probarla, estás descubriendo el sentimiento de todos los peruanos.

-Si pudiera visitar a un chef de todos los tiempos, ¿a quién iría a ver y qué le preguntaría?

-Hay un cocinero de la mitología moche, que es de las culturas más antiguas del Perú, que se llama Ochocalo. Esta cultura es conocida por su sensualidad, donde la cocina era una actividad muy importante que les hacía una especie de homenaje a todos los ingredientes. Parte de nuestro saber culinario viene heredado de esa cultura de dos o tres mil años atrás y cada vez que uno viaja al norte todavía lo encuentra. Como no tenemos registros escritos de las recetas de aquella época, sueño con un viaje al pasado para pedirle los secretos.

-¿Un día de vacaciones perfecto?

- Soy amante de los hoteles. Mi sueño más escondido es vivir en un hotel. Me encanta ese mundo de fantasía donde tienes a tu disposición un gimnasio gigante y si tienes sed tienes un bar y si tienes hambre tienes cocinero; la cama es el doble de la tuya y cuando hace calor tiene aire acondicionado. Por eso cuando viajo me gusta disfrutarlos. Mi placer máximo es quedarme todo lo que pueda en el hotel haciendo nada y alistarme recién a la hora que el cuerpo me lo pida para salir a disfrutar de la ciudad. Luego, mis viajes siempre están organizados en función de qué vamos a comer. El día terminaría con una cena en un buen lugar, una caminata hasta el hotel y una película hasta quedarme dormido.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas