Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para Tinelli y D'Onofrio que lo miran por TV

Viernes 12 de mayo de 2017
0

Una vez que Claudio Tapia y sus aliados terminen de configurar la nueva administración del fútbol argentino deberán mirar para afuera. El frente externo amerita reparaciones urgentes, tanto a nivel de la Confederación Sudamericana (Conmebol) como la FIFA. Con Grondona vivo, parecía imposible que el país se quedara sin representantes en el concierto del fútbol. Tras su muerte, la AFA no tendrá una silla en el Consejo (que reemplaza al viejo comité ejecutivo) al menos hasta 2019.

Hace unos días, durante el Congreso de la Conmebol en Santiago de Chile, la AFA jugó una carta. Intentó nominar a Tapia como candidato a ocupar un lugar en el Consejo, en lugar del colombiano Ramón Jesurun, quien terminaba ahora el mandato que había empezado Grondona y luego continuó Luis Segura hasta su renuncia en 2016. La Conmebol se lo negó, porque la presentación fue realizada fuera de plazo. "Quienes tenían que haber presentado a los candidatos eran los integrantes del Comité de Regularización que gobernaron la AFA hasta marzo. Ahora, el tema está cerrado", contó un integrante de la delegación argentina en Bahréin, fuera de micrófono.

La AFA había postulado a Damián Dupiellet (un abogado laboralista que fue secretario de la entidad durante la presidencia de Luis Segura) para reemplazar a Fernando Mitjans como vicepresidente del comité de Apelaciones. La FIFA reemplazó al histórico escribano de la Lotería Nacional por un abogado demócrata que supo trabajar en la Casa Blanca con Barack Obama. Conclusión: perdió un vicepresidente y ganó un miembro. El saldo para la AFA es negativo. Más, cuando Mitjans era el único directivo argentino que ocupaba un cargo jerárquico en la FIFA. Además de Dupiellet la multinacional del fútbol reservó otros cinco lugares para directivos argentinos: Donato Villani (comité médico), Rodolfo D´Onofrio (comité de accionistas del fútbol), Javier Zanetti (organización de competencias), Carolina Cristinziano (asociaciones miembro), y Alejandro Marón (comité de resolución de disputas). En total, la AFA tiene seis nombres con trabajo asignado en Zurich. Pero ninguno con poder real.

Con apenas un mes en la presidencia de la AFA, no era el momento para que Tapia iniciara una ofensiva y protestara por la salida de Mitjans. En la AFA sabían que el lugar del escribano corría peligro, sobre todo desde su pelea con Monserrat Jiménez (jefa de Asuntos Legales de Conmebol), pero aspiraban a salvarlo o, en su defecto, reemplazarlo por Dupiellet. No fue posible. Los integrantes de la comitiva argentina se enteraron del cambio no bien su avión aterrizó en Manama. No iban a dar pelea con nadie, ni siquiera con la Conmebol. En la mente de todos está fresca la resolución que tomó la Cámara de Apelaciones (que presidía Mitjans y ahora integrará Dupiellet) con respecto a la sanción de Lionel Messi. El capitán argentino podrá volver a jugar con el seleccionado. No protestar es, en definitiva, una forma de agradecimiento. Ya habrá tiempo para que los dirigentes argentinos vuelvan a la FIFA, ya sin el padrinazgo de Grondona.

Los delegados argentinos calificaron a la reunión del Consejo de Conmebol en Bahréin como "muy buena". El cónclave contó con la presencia del presidente de la FIFA, que elogió las medidas de apertura y transparencia económica encaradas por el paraguayo Alejandro Domínguez, titular de la entidad sudamericana. "Hay que felicitar a esta nueva Conmebol, por tener este nuevo espíritu y esa nueva forma de trabajar", señaló Infantino. La AFA estuvo representada por Claudio Tapia, su presidente. Además, viajaron a Bahréin Daniel Angelici (vicepresidente segundo), Víctor Blanco (secretario general), Nicolás Russo (integrante del comité ejecutivo) y Pablo Toviggino (secretario ejecutivo de la presidencia).ßPara Tinelli y D'Onofrio que lo miran por TV

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas