Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Entre General Villegas y China

LA NACION
SEGUIR
Cristian Mira
Sábado 13 de mayo de 2017
0

Con el 70% de las tierras anegadas, General Villegas es una de las caras más dramáticas que muestran las inundaciones que en los últimos dos años vienen padeciendo distintas zonas de la región pampeana. Los nombres de los distritos pueden cambiar, pero el origen del problema sigue siendo el mismo: la ausencia de una política de Estado de largo plazo.

Tambos cerrados, apenas el 20% de la cosecha levantada y la angustia de no saber cuándo terminará el drama son algunas de las facetas que muestra la inundación. En un año y medio cayeron 2500 milímetros y todavía sigue entrando agua desde el sur de Córdoba, donde el agua continua haciendo estragos.

Las soluciones de fondo tardan en llegar. Juan Pedro Merbilhaa, asesor jurídico de Carbap, cree que es tiempo de volver al concepto de manejo sistematizado del agua de llanura que impulsaba desde el INTA el ingeniero José Barbagallo. "Se deberían manejar los desbordes a nivel predial", dice.

El especialista apunta a otro problema estructural en la provincia de Buenos Aires: la necesidad de terminar con las obra de la cuenca del Salado y acelerar las obras secundarias y terciarias. También reformar el actual Código de Aguas. "Además, tenemos un organismo, como la Autoridad del Agua que tiene 700 empleados, pero trabajan 130", sostiene. En ese contexto, Merbilhaa dice que otros organismos del Estado actúan como si no hubiera una inundación. "ARBA niega lo establecido en las leyes 10390 y 12.368 y en vez de otorgar los beneficios de la emergencia agropecuaria está impulsando embargos y juicios", afirma. Sobre llovido, mojado.

Nuevo capítulo

La competitividad, el leimotiv de estos tiempos, volvió a sobrevolar en la reunión que mantuvieron los dirigentes de la renacida Comisión de Enlace con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile. Con distintos tonos, por primera vez en mucho tiempo la cuestión del tipo de cambio fue planteada como una preocupación de la producción. El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, aclaró que no reclamaban una devaluación. "Devaluar es un atajo que se nos vuelve en contra", dijo a lanacion.com/campo.

Carlos Ianizzotto, presidente de Coninagro, fue un poco más directo. Por el tipo de cambio "hay problemas de competitividad y pérdida de rentabilidad", dijo. Fue el coordinador de la jefatura de Gabinete, Gustavo Lopetegui, uno de los ojos y oídos de Macri, según definió el propio Presidente, en la tríada que incluya a Peña y a Mario Quintana, quien propuso la formación de mesas sectoriales. Nada que no se estuviera haciendo ya en el Ministerio de Agroindustria.

En el plano de lo concreto, la buena noticia llegó esta semana por el lado de la reapertura del mercado brasileño para los cítricos de la Argentina, cerrado desde 2009 por cancrosis. Según estimaciones de Agroindustria si al menos se pudiera ocupar el 50% de las importaciones brasileñas que hoy ocupan otros competidores se podrían conseguir exportaciones de naranjas, limones y pomelos por diez millones de dólares. Para las economías regionales, que padecen una elevada presión impositiva, cualquier mercado que se reconquiste es positivo.

El gran imán vuelve a ser China. Mañana el presidente Mauricio Macri comenzará una visita de Estado en la que, entre otros objetivos, se propone firmar acuerdos sanitarios y comerciales para el ingreso de productos argentinos. Hace 10 días estuvo en China la secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher, quien se reunió con autoridades del organismo de sanidad animal y vegetal chino, Asquiq. "Durante todo el año vamos a firmar acuerdos con China, no sólo la semana que viene", dijo la funcionaria, que también integrará la delegación oficial como parte del equipo de Buryaile. "China propone firmar acuerdos de producto por producto; nosotros estamos apuntando a conseguir la apertura para productos con mayor valor agregado", adelantó Bircher. Carne porcina y aviar, entre otros, están entre las prioridades.

Otro objetivo del gobierno argentino es empujar un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y China. Hay rubros como el vitivinícola que la Argentina está en desventaja para acceder al mercado del gigante asiático por no contar con preferencias arancelarias similares a las que tienen otros países, como Chile.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas