Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Temer recibió a la mujer de López y pidió elecciones

El líder brasileño respaldó el clamor de Lilian Tintori por las libertades cercenadas en Venezuela

Viernes 12 de mayo de 2017
0

BRASILIA (ANSA).- En una expresa ratificación del vuelco de la política exterior brasileña hacia Venezuela, que pasó de socio incondicional durante los años del Partido de los Trabajadores (PT) a fuerte crítico del chavismo, el presidente Michel Temer recibió ayer a Lilian Tintori, la mujer de Leopoldo López , el preso político más emblemático del gobierno de Nicolás Maduro

La gestión de Tintori en Brasil corrió en paralelo con la de otro referente de la oposición venezolana, el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, de visita en Perú, como parte de un llamado a los países de la región a colaborar en la promoción de una agenda democrática en Venezuela.

"El presidente Temer enfatizó que Brasil está del lado del pueblo venezolano. Resaltó la firme posición de Brasil de apoyo a la democracia y a los derechos humanos en Venezuela, país al que estamos unidos por vínculos de amistad fraterna", señaló la presidencia brasileña en un comunicado oficial.

Tintori viajó acompañada por Antonieta López, la madre de Leopoldo, que clama por la libertad de su hijo detenido en la prisión militar de Ramo Verde desde 2014 y condenado a 13 años de cárcel.

Tintori señaló a su llegada al Planalto que la única solución a la crisis venezolana "son elecciones inmediatas" y cuestionó "la insistencia del papa Francisco" en un diálogo con el gobierno de Maduro, dado que el chavismo no acepta "las condiciones mínimas" para un entendimiento consensuado.

Temer "insistió que es fundamental poner fin a las detenciones políticas, garantizar las libertades individuales, respetar la independencia de los poderes y definir y cumplir el calendario electoral", según el comunicado oficial. También señaló que su gobierno mantiene contactos regulares con otros gobiernos, particularmente en la región, sobre los desbordes en Venezuela.

El ex presidente Lula da Silva y su sucesora Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores (PT), fueron firmes defensores de los gobiernos de Hugo Chávez y de Maduro, una alianza que cambió con la destitución de Dilma a mediados del año pasado y la toma de mando de Temer.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas