Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Spurs: una dinastía inagotable que siempre tiene una vieja receta a mano

La aplastante victoria ante Houston tiene una explicación: un equipo que durante toda la temporada utilizó ofensivas concentradas para sus figuras, volvió -ante la lesión de Leonard- a jugar con el sistema de movimiento de balón que tantos éxitos le dio

SEGUIR
LA NACION
Jueves 11 de mayo de 2017 • 23:58
El sabio Popovich
El sabio Popovich. Foto: AFP
0

La consultora Maddock Douglas, en 2014, realizó un estudio en los Estados Unidos en el que aficionados evualuaron a los 122 equipos entre MLB (Béisbol), NHL (hockey sobre hielo), NFL (fútbol americano) y NBA, las cuatro grandes ligas deportivas norteamericanas y allí establecieron que San Antonio Spurs era la mejor franquicia del territorio estadounidense. Tiempos de Duncan, Parker y Ginóbili, el exitoso Big Three, en donde algunos aseguraban que aquella versión de los Spurs fue para la NBA lo que el Barcelona de Guardiola y Messi representó para el fútbol. Imborrable aquella temporada, una clínica tras otra de básquetbol que lo llevó a un anillo más: el quinto de la franquicia. ¿La receta? Un culto del pase extra, dinámica en el movimiento del balón y buenos ajustes defensivos. Decidió Popovich archivar esa fórmula porque transformó su sistema para el talento de Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge. Sin embargo, esta serie con Houston -que le sacó por lesiones del tablero a Parker y a Leonard- lo obligó a desempolvar los viejos mandamientos y se los recitó uno por uno a Houston.

Gregg Popovich con el equipo y R C Bufford como general manager, es la sociedad perfecta. Ellos son los responsables de que los Spurs hayan entrado por 20 temporadas consecutivas a los playoffs, que ya acumulen 10 finales de Conferencia y ostenten 5 anillos de campeón. Ahora bien, esas estadísticas son maravillosas, pero mucho más es que hayan preparado para el momento justo a jugadores como Murray, Simmons y Anderson. Que pudieran bajarle el mensaje exacto a Aldridge para que el último jugador franquicia que contrató diese el paso adelante para ayudar al equipo porque Leonard, la verdadera y estelar estrella de los Spurs, estaba afuera por una torcedura de tobillo. Pero también son los responsables de que David Lee haya llegado a San Antonio, una pieza que resultó perfecta para este equipo. Y ellos, aunque un poco más Bufford que Pop, son los culpables de que Manu Ginóbili, a los 39 años, sea el líder intelectual del conjunto.

"Es muy difícil jugar al nivel que lo hicimos en aquella final con Miami en 2014. Llegamos a un nivel muy alto", dijo Manu un año después, en una entrevista con La Nación. Tres temporadas más tarde, en el momento más importante, todos, desde el primero hasta el último de los Spurs, entendió que la forma de ganar tenía que ver con eso que les dio el último anillo: la receta más perfecta de Pop y Bufford, con un equipo con espíritu FIBA. Y resultó el antídoto perfecto para Houston que su lluvia de triples es el mejor símbolo del histórico estilo NBA.

Y para comprender mejor cómo y por qué San Antonio es una franquicia modelo, sólo hace falta recordar que cada uno de estos jugadores cuando ingresan al vestuario del AT&T Center leen una frase de Jacobs Riibs que se transformó en el mantra "Pounding the rock". Allí hay un cuadro con la frase: "Cuando nada parece ayudar pienso en un cantero picando su roca, a lo mejor 100 veces, sin que aparezca una sola grieta. Sin embargo, en la vez 101 se dividirá en 2, y sé que no fue el último golpe el que provocó la fisura, sino que lo hicieron todos los golpes anteriores".

Cuando lo consultaron a Popovich por qué la eligió, dijo: "Te cansas de esa basura de 'los ganadores nunca hacen esa cosas', 'los perdedores siempre se rinden' o 'no hay yo en el equipo'. Nunca me gustaron y me decepcionan, por lo que pensé que esto sería un poco más inteligente. Una manera diferente de llegar a los chicos y hacer que pensaran sobre ello".

Simplemente San Antonio hace lo que sabe y siempre tiene una vieja receta a mano para llegar a donde pretende: el éxito.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas