Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Venezuela: la policía reprime la "marcha de los abuelos"

Cientos de personas mayores intentan marchar hasta las oficinas del Defensor del Pueblo, en Caracas

Viernes 12 de mayo de 2017 • 12:58
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: LA NACION / Daniel Lozano
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: Reuters / Marco Bello
Violenta represión de la policía con los manifestantes. Foto: AFP / Juan Barreto
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: LA NACION / Daniel Lozano
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: Reuters / Marco Bello
Violenta represión de la policía con los manifestantes. Foto: AFP / Juan Barreto
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: LA NACION / Daniel Lozano
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: LA NACION / Daniel Lozano
Violenta represión de la policía con los manifestantes. Foto: AFP / Juan Barreto
Violenta represión de la policía con los manifestantes. Foto: AFP / Fernando Llano
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: LA NACION / Daniel Lozano
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: Reuters / Marco Bello
Violenta represión de la policía con los manifestantes. Foto: AFP / Juan Barreto
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: Reuters / Marco Bello
Violenta represión de la policía con los manifestantes. Foto: AFP / Juan Barreto
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: Reuters / Marco Bello
Los abuelos marchan en Venezuela para protestar contra el gobierno, Caracas amaneció con la sorpresa de varios contenedores cortando el paso de los puentes del río para que no puedan cruzar de una zona a otra. Foto: LA NACION / Daniel Lozano

"Me siento responsable de ver a mi país en la miseria, porque yo voté a Hugo Chávez. Por eso he venido, para que mis hijos tengan un futuro y no se tengan que ir de Venezuela como tantos otros. Sufrimos hambre, sufrimos miseria". Magaly Bello (49 años, desempleada) participa hoy en la denominada Marcha de los Abuelos, convocada por la Unidad Democrática dentro de su cruzada contra Nicolás Maduro .

La Policía Nacional, pese a mantener negociaciones previas con los manifestantes, ha cargado contra los manifestantes, en su mayoría personas mayoría, a quienes rocía con gas pimienta.

Cientos de personas de la tercera edad se congregan en Chacaíto, al este de la ciudad, con la intención de marchar hasta las oficinas del Defensor del Pueblo. "Es la Marcha de los Abuelos, la gente del pelo blanco y la gente que carga años que hoy salimos a defender el derecho que tienen nuestros nietos al país que nosotros fuimos", resume el diputado Arnoldo Benítez, famoso por la gigantesca bandera que porta en las manifestaciones.

"El pueblo somos todos pero es a nuestros nietos a quienes están matando. Y eso es lo que vamos a solicitar, el derecho a la vida ahora y también mañana, porque en este país ya no hay vida para los jóvenes", añade Benítez, que al frente de la Federación de Jubilados y Pensionados se han manifestado una decena de veces en un año. Incluso en mayo del año pasado llegaron, pese a los golpes, hasta la esquina del Palacio de Miraflores. Consiguieron entregar un comunicado a los ayudantes del presidente, "pero Maduro nunca nos ha contestado".

cerrar

Caracas amaneció con varios contenedores gigantes cerrando el paso de una parte a otra de la ciudad y tapando puentes, tanto para vehículos como personas. "Es la nueva modalidad, algo inaudito, porque nuestra única fuerza es la moral frente a un gobierno inmoral", sentencia el diputado, escoltado por varios parlamentarios.

A 200 metros, el despliegue policial avisa de que no habrá paso hacia el centro de la ciudad, una vez más. "Han asesinado a niños que no tienen la culpa de haber nacido en este revolución", se queja Víctor Borbhomierth (73 años), mientras termina de acondicionar la pancarta que él mismo ha elaborado. Con su peculiar sentido del humor, asegura que a Maduro se le ha caído la careta de demócrata y que por eso es un asesino. Cuando el reportero le pregunta sobre su pensión, se echa a reír: "Cobro 40.000 bolos [bolivarianos], no sé cuánto ahora con el aumento". Una cantidad pulverizada en el país con mayor inflación de todo el planeta.

"¿Quiénes somos? ¡Los abuelos! ¿Qué queremos? ¡Libertad!", gritan los más animados. Muy cerca de ellos está Sor Verónica, que tiene "25 años y meses y meses", bromea tras reconocer que lleva 61 años en la congregación. Armada con una banderita tricolor, la religiosa confiesa que es la primera marcha a la que asiste, "porque es la protesta de la Tercera Edad y yo ya voy por la quinta", en un alarde constante de ese humor que solo llega con la sabiduría. Su rostro solo cambia cuando describe las penurias que sufren los pobres cercanos a su congregación: "Por eso estoy aquí, porque me duele el pueblo".

Una señora, enojada por los bloqueos de la Policía Nacional
Una señora, enojada por los bloqueos de la Policía Nacional. Foto: AFP
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas