Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Feria Masticar: el mapa carnívoro de la feria

SEGUIR
LA NACION
Viernes 12 de mayo de 2017 • 14:49
0

Cordero, ñandú, búfalo. No estamos solo enumerando la fauna de la Argentina sino también algunos de los ingredientes principales de la Feria Masticar que se sirven en tacos, choris, sándwiches, patés, pinchos y mil más. Para que el humo que sale de las parrillas no maree, acá van algunas recomendaciones para los carnívoros (y un bonus track dedicado a los amigos vegetarianos).

Conejo de Dolli Irigoyen

El conejo de Dolli
El conejo de Dolli.

El primer puesto con el que nos chocamos es con el que agrupa a Narda Lepes, Germán Martitegui, Guido Tassi y la creadora de este plato, Dolli Irigoyen. A diferencia de los años anteriores, en esta edición se unieron en un gran stand. A cargo de la carne está la cocinera que prepara un conejo desmechado ($ 100). El sabor salvaje (que aleja a algunos) se corta con un pickle de hinojos y una mostarda (de peras dulzonas y un toque picante).

Panceta de Alo's

Panceta con kimchi
Panceta con kimchi.

A la vuelta está el bistró de San Isidro con un sándwich de panceta al hierro impecable ($ 100). La grasa contrasta con la acidez del kimchi (mezcla de vegetales fermentados, de origen coreano) y el pan es perfectamente esponjoso.

Kobe en La Cabrera

Foto: La Cabrera
Foto: La Cabrera.

No solo de chorisán (el plato más vendido de la edición 2016) viva La Cabrera. La parrilla trajo una versión más pequeña de su hamburguesa de carne Waygu (una raza reconocida por su ternura y su grasa que la hace más sabrosa). En un pan milonga, tipo flauta y de corteza dura, viene con tomate, lechuga y aderezos ($ 100).

Chipa taco de I Latina

En una de las calles al exterior se sirve un taco que en vez de tortilla tiene una masa tipo chipá, ¿podría ser mejor? Creemos que no. El stand con la consigna Pura Sabrosura es una hermosura de carne desmechada con lechuga, tomate y mayonesa de cilantro ($ 100). Se le puede agregar salsitas mágicas y es 100% libre de glúten.

Chori de Los Infernales

Vecino de I Latina, trae un choripán que no se le parece nada al del asado de domingo. Es 80% mollejas, el resto lo componen el cerdo, los hongos y las almendras que le dan toque crocante ($ 100). El pan de ajo es suavecito y la salsa criolla (de endivias, cebolla morada y manzana) es clave para darle un toque de acidez a la carne que dulzona. Comerlo es medio un enchastre, pero vale la pena.

Búfalo de El Baqueano

Taco de búfalo
Taco de búfalo.

El pequeño food truck de este especialista en carnes no tradicionales tiene un taco agridulce y especial. La carne está desmechada, tiene mucho cilantro, cebolla morada y una salsa deliciosa. Los gajos de ananá le dan un toque fresco único ($ 80).

Hamburguesa de Los Petersen

La última parada antes de entrar al predio cubierto es en el puesto de los hermanos simpáticos y convocantes. Para su BrangusHakkeböf hay un toque de espera que genera una expectativa con final feliz. La carne es una especie de albóndiga que se deshace, acompañada por una papa rosti (sí, adentro de los panes) y queso azul suave. Además, best buy de $ 80.

Chinchulines en Elena

Quién dijo que los chinchulines no podían ser 5 estrellas. El restaurante premiado del Four Seasons tiene uno de los platos más convocantes: un sándwich de chinchulines de cordero híper macerados,con hojas de alcaparras y lechuga ($ 100). Mucho sabor y para compartir.

Paté en Chila

El último puesto (escondido en una de las esquinas del predio principal) tiene un snack que podría ser la entrada si eligen hacer el recorrido al revés. Sin dudas el plato que más llama la atención: son tres bolitas de paté de ñandú cubiertas de polvo de ajo negro ($ 60). Texturas por mil.

El rincón vegetariano

Una publicación compartida de ALO'S (@alosbistro) el

Claro que algunas perlitas también salen de la flora. Están las croquetas de Alo's ($ 80) de brócoli acompañadas por salsa de ajo y limón; la polenta frita con queso cuartiolo y ragú jugoso de hongos de Basa ($ 80) y las papas bravas de Gipponi- Rastellino que ya son un clásico ($ 60). La contundente hamburguesa de hongos y chutney de tomates de Kensho ($ 100) tampoco falta edición y sorprenden la palta de Narda Lepes ($ 80) y el zapallo de Germán Martitegui, picantón ($ 80).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas