Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los médicos también prescriben ejercicio

Domingo 14 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Además del ejercicio, hay algo más en lo que creo a rajatabla: la nutrición es la base de todo. Es que se puede bajar de peso haciendo sólo dieta, pero no se puede adelgazar haciendo sólo ejercicio. Conozco personas que se pasan 50 minutos todos los días arriba de la cinta y, como siguen comiendo igual que siempre, no bajan un gramo.

La obesidad es una epidemia, y aunque el ejercicio y una dieta adecuada son un camino para combatirla, en ocasiones no alcanza. Para esas instancias, la cirugía bariátrica es la herramienta más eficaz. Pero es lo que sucede luego del procedimiento lo realmente importante y capaz de cambiar la vida de esa persona. Es que además de la medicina, el paciente debe lograr modificar sus hábitos generales, y aquí el ejercicio cobra un rol clave.

Como no soy nutricionista (aunque a lo largo de 40 años de profesión aprendí mucho del tema), le pedí al doctor Mariano Palermo, coordinador de cirugía bariátrica del Centro Cien-Diagnomed, recomendaciones para unir de esta forma lo mejor de ambos mundos, y así lograr una alimentación que acompañe y potencie el entrenamiento de aquellos que deben considerar esta operación. En principio, Palermo me dejó claro que el ejercicio no sólo juega un rol fundamental luego de la cirugía, sino desde el comienzo del tratamiento, para llegar a la instancia en las mejores condiciones físicas.

Luego, la actividad física altera el metabolismo de modo que el organismo comienza a quemar grasa en vez de músculo. Así, logra que las personas desciendan de peso más rápido. "El ejercicio también aumenta la secreción de endorfinas, mejorando el estado anímico, ayudando al paciente a seguir motivado y a no abandonar el tratamiento, y reduciendo además la ansiedad", agregó.

¿Qué hacer concretamente? Ejercicios aeróbicos y anaeróbicos. En el primero, podría ser algo tan simple como caminar -aunque unos 10.000 pasos al día-. Correr y nadar son otras buenas opciones. En el caso de lo anaeróbico, son actividades de alta intensidad, como levantamiento de pesas o musculación. Lo ideal es hacer cualquiera de las dos 30 minutos al día, unas cinco veces por semana.

En el caso de la cirugía bariátrica algo magnífico está sucediendo: los médicos no sólo prescriben remedios, sino también actividad física.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas