Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vecinos de zona norte se reunieron preocupados por una supuesta ola de secuestros exprés

Más de cien personas se congregaron en la Plaza Vicente López y Planes, en Olivos, para aunar fuerzas; hablaron de 30 casos y pidieron que no se trate el tema "como a un rumor"

Viernes 12 de mayo de 2017 • 21:39
SEGUIR
LA NACION
0
Se reunieron frente a la parroquia Jesús en el huerto
Se reunieron frente a la parroquia Jesús en el huerto. Foto: LA NACION / Rodrigo Néspolo

En ronda en una de las esquinas de la Plaza Vicente López y Planes, en Olivos, un grupo de más de cien vecinos de la zona se reunió ayer a las 19 para aunar fuerzas contra una supuesta ola de secuestros que les genera extrema preocupación.

Tomando la palabra de a uno, explicaron que la intención era juntar firmas y concientizarse entre todos sobre los alarmantes casos que, según dijeron, van en aumento.

"No necesito la estadística o el número que me diga y afirme lo que está pasando, como decía Juan [por Juan Carr, uno de los convocantes]. Que no haya una denuncia no quiere decir que sea falso. Si no denuncio porque estoy aterrado o tengo miedo no significa que no haya pasado. Acá no nos impulsa ningún color partidario, somos ciudadanos simples, ¡Juntémonos!", expresó una de las vecinas mientras el tumulto la escuchaba en silencio.

La convocatoria estuvo en manos de las vecinas Lorena Lousteau y Silvina Valls, pero también del fundador de Red Solidaria, Carr, quien estuvo presente y habló de una cifra de secuestros que ronda los 30 casos, entre los que dijo conocer de manera cercana a tres. Lousteau dijo haber denunciado nueve casos en comisarías." Nosotros hicimos un compromiso de preservar la identidad de esta gente. Respetamos la decisión de la familia y es natural que no quieran volver a exponerse tras la situación violenta que vivieron", explicó.

Se reunieron frente a la iglesia Jesús en el huerto
Se reunieron frente a la iglesia Jesús en el huerto. Foto: LA NACION / Rodrigo Néspolo

Si bien la idea inicial era que también participaran de la reunión autoridades de colegios -la mayoría de los concurrentes eran padres de familia preocupados- no hubo ninguna autoridad. Y, ante la pregunta al público de si algún representante de la comunidad educativa estaba presente allí, reinó el silencio.

"Que las escuelas participen de esto es clave, fundamental para que nuestros hijos no sigan sufriendo y no sigamos todos sufriendo esta situación de si lo que sucede es falso o no falso", arrojó una vecina. Muchos, se quejaban de se trate el tema "como si fuera un rumor". Y si bien la mayoría de quienes hablaban no había sufrido situaciones violentas en carne propia, decía conocer de manera cercana algún caso de secuestro.

Distintos vecinos contaron a LA NACION que los intentos por que el intendente de Vicente López, Jorge Macri, tomara cartas en el asunto, fueron en vano. "Si vamos con 15 mil firmas el impacto va a ser otro", opinaron.

El caso que más se comentó ayer en la Plaza fue el de una chica de 23 años que fue abordada por una camioneta blanca "tipo Kangoo" mientras caminaba hacia su trabajo. Silvina Valls comentó a LA NACION que se trata de la hija de unos íntimos amigos de ella. "Fue acá a dos cuadras, el miércoles de la semana pasada a las 12.30 del mediodía. Le rompieron la campera, le sacaron el corpiño; sus bolsos quedaron ahí dentro porque ella pudo salir corriendo. Tiene todo el cuello marcado. Esto no es solo a la salida de colegios", dijo. Y agregó: "El caso más mediático fue el del chico de San Isidro, de sexto año del colegio Los Molinos que lo subieron a un auto y lo llevaron a la casa y la desvalijaron".

Además, los vecinos denunciaron malos tratos por parte de la policía hacia sus hijos. "Hay miedo a la policía, hubo casos de chicos que dijeron que estando en la plaza los policías se los llevaron a las diez de la noche y los dejaron llamar a sus padres recién a las dos de la mañana". En ese sentido, otra vecina expresó que mientras un grupo de alumnos hacía una manifestación a favor de los docentes frente a la escuela Paula Albarracín, fueron fotografiados por personal policial. "Y son menores, no pueden hacer eso", añadió.

En esa línea, llamó la atención el comentario de un vecino que afirmó ver a cuatro policías vestidos de civil observando la reunión desde un café frente a la plaza.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas