Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jojo Moyes: "Intento narrar la vida común, pero con un toque de magia"

Fenómeno de la Feria, presentó La chica que dejaste atrás y firmó ejemplares durante dos horas

Sábado 13 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Este año, desde el primer día, la Feria Internacional del Libro estuvo atravesada por actividades juveniles y este fin de semana no será la excepción. Quienes ayer, a pesar de la lluvia, recorrieron los pabellones de La Rural pudieron tomar contacto con el fenómeno Jojo Moyes. La autora inglesa -que lleva vendidos en el mundo más de ocho millones con su novela Yo antes de ti, en 40 países, y más de cinco millones, con la secuela Después de ti- reconoce que sus libros son leídos por un público bien diverso, pero que los jóvenes se muestran más apasionados. La prueba fue que la sala en la que estuvo quedó desbordada. "Demostrativos, muy activos en las redes, están atentos a cada detalle. Me gusta pensar que estoy escribiendo libros que la gente disfruta", dice.

Del periodismo, profesión que ejerció buena parte de su vida, heredó el interés por experiencias extraordinarias de personas comunes, por mujeres trabajadoras con las que uno pueda identificarse. "Intento todo el tiempo narrar la vida común, la cotidiana, pero a la vez sumarle los elementos de los cuentos de hadas, con un toque de magia."

Foto: Diego Spivacow/AFV

-Las mujeres de tus novelas suelen ser valientes, capaces de llevarse el mundo por delante.

-Dan pelea todo el tiempo. Ni yo misma me imagino con esa fuerza. Pero de alguna manera cuando escribo siento que tengo que decir cosas, me gusta pensar que mi hija adolescente lee lo que le ocurre a estas mujeres y encuentra un mensaje. Antes de llegar a Buenos Aires estuve en Brasil y me sorprendió el auge del feminismo que hay allí, y según parece aquí también. En Inglaterra, en cambio, no es así, al contrario, parecería que estamos perdiendo derechos. Lamentablemente la violencia contra las mujeres es un mal en el mundo entero, pero en mi país no se hacen escuchar como aquí. En Inglaterra los derechos de las mujeres están siendo abusados y cada vez que se alza la voz aparecen sectores que quieren silenciarlas. En mis historias intento que las mujeres luchen por lo que quieren, obviamente cometen errores y sufren. Está claro que no soy una escritora política, sino que escribo relatos románticos, pero intento ir más allá. Busco dejar un mensaje.

-¿Cuál es ese mensaje?

-Que la felicidad de una no depende de un hombre ni de una cartera ni de un par de zapatos de marca, sino de lo que uno quiere lograr y lo que está dispuesto hacer para lograrlo. No me interesan las historias en las que todo está bien porque se usan zapatos de diseño.

-El éxito llegó en tu vida después de ocho libros lanzados, hasta que apareció Yo antes de ti y lo cambió todo. Una historia de amor, que aborda un tema tabú: la eutanasia.

-Muchos creyeron que este libro iba a ser el final de mi carrera. Me propuse, y lo hago siempre, no juzgar las decisiones de alguien hasta saber con exactitud qué es lo que le ha llevado a ellas. Me gusta exponer los hechos, las situaciones y que cada lector piense y analice lo ocurrido.

-Claramente, el "yo periodista" sigue intacto.

-No hay duda. Es lo que me lleva a investigar, a tener curiosidad por saber lo que les sucede a estas personas. Todas mis historias aparecen por algo que he leído, escuchado, visto. Por ejemplo, uno de los disparadores de La chica que dejaste atrás fue el robo de obras de arte que hicieron los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Busco información, me gusta que mis historias tengan contenido. Creo que uno no pierde la esencia periodística. Uno sabe que si el lector no pasa del primer párrafo en una nota, la culpa es de uno, del que escribe, lo mismo ocurre en la literatura. Uno tiene que seducir todo el tiempo al lector, mantenerlo atento, desde la primera hasta la última línea.

-Las adaptaciones de las novelas al cine generan controversias entre los fieles lectores. En el caso de Yo antes de ti, hiciste tu propia adaptación. ¿Hubieras aceptado que otro hiciera el guión?

-Cuando me ofrecieron llevarla al cine no me dijeron que iba a hacer el guión y acepté con una única condición: que no cambiaran el final. Temía que quisieran darle un toque hollywoodense (risas), por lo que pedí que mantuvieran el equilibrio entre el humor, la tragedia y la controversia.

Foto: Diego Spivacow/AFV

-¿Estás escribiendo la tercera parte de esta historia?

-Terminé el primer borrador. Lo dejé descansando, cuando regrese lo revisaré y lo entregaré.

-¿Siempre pensaste la historia como una trilogía?

-Cuando terminé Después de ti, sabía que tenía que continuar la historia. No lo pensé como una trilogía, en realidad, porque no quiero despedirme de Louisa Clark [el personaje central], ya la siento una amiga. Tampoco quiero aferrarme a ella, pero me tranquiliza saber que está.

-¿Cuáles de tus otras novelas serán llevadas al cine? La chica que dejaste atrás tiene todos los elementos para ser adaptada.

-Pienso lo mismo, para mí es mi libro más cinematográfico, pero hasta el momento es el único por el que no preguntaron (risas). Será porque es una historia muy costosa. Pensar en un relato ambientado en 1916 y el otro, casi un siglo más tarde. Tengo dos guiones listos, adaptaciones de mis novelas Uno más uno y París para uno.

-¿Pensaste en escribir un guión original?

-Me encanta escribir guiones, y sí, estoy con un guión original. A mi regreso comienzo con un piloto para la Warner. Estoy muy entusiasmada. No sé cómo va a resultar, pero el desafío me encanta.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas