Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desde la cárcel, Potocar presentó la renuncia como jefe de la policía porteña

El comisario detenido sufrió ayer un nuevo revés judicial al negar la cámara su excarcelación

Sábado 13 de mayo de 2017
0

El gobierno porteño aceptó finalmente relevar en forma definitiva al detenido jefe de la Policía de la Ciudad. El comisario José Potocar fue suspendido un día antes de que se ordenara su arresto en una causa que investiga el presunto cobro ilegal de servicios especiales de vigilancia y extorsiones a comerciantes en, al menos, una comisaría. Desde su lugar de arresto en el Edificio Centinela, Potocar envió ayer a las autoridades porteñas una carta de renuncia.

Para los funcionarios fue un alivio dentro de una situación compleja, ya que en principio se había decidido respaldar a Potocar, pero sus sucesivos reveses judiciales transformaron ese apoyo inicial en un problema político.

"El Gobierno le aceptó la renuncia a José Pedro Potocar como jefe de la Policía de la Ciudad. Potocar presentó su dimisión luego de que en el día de hoy (por ayer) la Cámara del Crimen porteña rechazara el pedido de excarcelación solicitado", informó anoche el Ministerio de Seguridad porteño. Y agregó: "De esta forma la conducción de la Policía de la Ciudad continuará bajo la responsabilidad de la Secretaría de Seguridad, a cargo de Marcelo D'Alessandro".

José Potocar
José Potocar. Foto: Archivo

El gobierno porteño habría decidido no reemplazar a Potocar y en la práctica establecer un control civil más directo sobre la fuerza recientemente creada. La designación de Potoca en diciembre pasado, días antes de la fusión de parte de la Policía Federal con la Policía Metropolitana, fue un intento oficial de evitar cortocircuitos entre los oficiales que hicieron su carrera en la ciudad y aquellos federales que ya tenían el mando del sistema de comisarías. Al poner al frente a Potocar se envió un mensaje al interior de la nueva fuerza: el cambio no sería brusco. Pero todo se modificó cuando el ahora ex jefe quedó en la mira de la Justicia.

El gobierno porteño buscaría no encontrarse con nuevas sorpresas judiciales, ya que la investigación aún no finalizó, por lo que no se colocará por el momento a otro comisario en el puesto de Potocar.

Cuarenta y ocho horas después de ser procesado con prisión preventiva como acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que extorsionaba a comerciantes y empresarios de Núñez y Saavedra a cambio de una seguridad privilegiada, el hasta ayer suspendido jefe de la Policía de la Ciudad recibió otro revés judicial: la Cámara del Crimen confirmó el rechazo al pedido de excarcelación presentado por su defensa. Entonces, continuará el proceso detenido. Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales.

Se trata de una resolución de la Sala VII de la Cámara del Crimen. Los jueces Mariano Scotto y Mauro Divito entendieron que "la jerarquía de las funciones asignadas a Potocar evidencia que cuenta con medios para entorpecer el curso de la investigación".

La decisión de los camaristas es un respaldo a la investigación que llevan adelante el fiscal José María Campagnoli y el juez Ricardo Farías. Potocar está alojado en el edificio Centinela de la Gendarmería Nacional, en Retiro.

"Es dable memorar que aún no se ha recabado el testimonio de los comerciantes que supuestamente entregaron sumas de dinero en el marco de actuación de la organización investigada y bajo tales condiciones, puede inferirse que, de recuperar su libertad, el causante podría ejercer actos que afecten la tranquilidad de las personas que fueron convocadas a declarar", sostuvieron Scotto y Divito.

El expediente donde se investigan los presuntos hechos de corrupción en la comisaría 35a., con jurisdicción en Núñez y Saavedra, comenzó en abril pasado. En septiembre último, el fiscal Campagnoli pidió la detención del jefe de la seccional, comisario Norberto Villarreal. El sospechoso está prófugo desde el 2 de noviembre.

"[Potocar] no sólo fue connivente frente al funcionamiento de esta estructura [criminal], sino que promovió su instauración, brindó la protección que un sistema permanente de corrupción como éste ineludiblemente requiere y lo blindó ante posibles detractores internos a través del uso arbitrario de los mecanismos administrativos policiales", sostuvo Campagnoli en el dictamen donde pidió la detención de Potocar.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas