Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Super Rugby, Jaguares vs. Western Force: una frustración como locales que evidencia el peor momento

Cayeron 16-6 ante Western Force, uno de los equipos más débiles del Super Rugby, profundizando su opaca actualidad

Sábado 13 de mayo de 2017 • 15:51
SEGUIR
PARA LA NACION
  |  
JaguaresJaguares

-

P
Western ForceWestern Force

-

P
0

Martín Landajo
Martín Landajo. Foto: VillarPress

La derrota de Jaguares por 16-6 ante Western Force en la cancha de Vélez bien puede considerarse la peor actuación de los Jaguares de la temporada, y acaso de su historia. Sin la actitud que se requiere para jugar en este nivel de rugby, el equipo argentino no sólo dejó pasar una gran oportunidad de volver a meterse de lleno en la lucha por entrar en los playoffs, sino que, mucho más preocupante, profundizó su mal momento.

¿Cómo se explica esta mala realidad? La única respuesta posible tiene que ver con el aspecto mental. Porque ya mostraron que tienen condiciones de sobra. Sin embargo, ni los cambios de nombres ni el regreso de jugadores experimentados como Landajo y Leguizamón alcanzaron para devolverle al equipo la solidez que mostraron en los primeros cinco partidos y parece haber desaparecido desde entonces.

Hay muchas cuestiones técnicas por analizar, pero errar tamaña cantidad de tackles o dilapidar quiebres defensivos revoleando la pelota a cualquier lado no tienen otra explicación que una carencia de actitud.

Force, uno de los equipos más débiles de la competencia, que además no contó con sus cinco mejores jugadores, vino a jugar sin nada que perder y sin dudas salió a la cancha con mayor ímpetu que los Jaguares. Las repetidas escenas de pugilato dieron cuenta de ello, y los Jaguares entraron en ese juego que no les convenía. Así y todo, los australianos evidenciaron ser un equipo muy poco consistente y la mínima presión forzaba a que cometieran errores de manejo infantiles.

En el primer tiempo, la actuación de los Jaguares fue una prolongación de los partidos anteriores. Frágiles en defensa, inconsistentes en ataque. Ni siquiera con uno más pudieron marcar diferencias. Los 10 minutos que sucedieron a la amonestación de Tom Arnold terminaron 0-3 en contra (el resultado de la primera mitad). Las tres veces que llegaron a centímetros del in-goal, las desperdiciaron. Si la desventaja no fue mayor fue porque Force careció de argumentos para capitalizar las reiteradas oportunidades en que quebró la defensa argentina.

El segundo tiempo siguió con la misma tónica: con el error como denominador común y los Jaguares sin poder hacer pie en ningún aspecto del juego. Una serie de penales dejaron el encuentro 6-6.

Bastó con que el ataque de Force tuviera un mínimo de cohesión para que la intrascendencia por la que transcurría el partido se cortara. El try de Alex Newsome a los 27 del segundo tiempo marcó justas distancias y la conquista de Naisarani a cinco del final, luego de que Jaguares desperdiciara una clara oportunidad más (incontables ya a esa altura) fue la daga que terminó de sepultar a los Jaguares.

Los silbidos, que una semana atrás por primera vez bajaron tímidos de las tribunas del Amalfitani, se hicieron más intensos y terminaron reprobando una actuación muy pobre. Los Jaguares desperdiciaron una gran chance de acercarse a Sharks, que cayó con Kings, y los playoffs hoy quedaron muy lejos. Ni siquiera importan: urge hacer un lavado de cerebro y recuperar el nivel.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas