Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Maidana, el jugador que estuvo en las dos veredas: "El superclásico se vive igual con ambas camisetas"

El defensor tiene su pasado en Boca pero está plenamente identificado con River, donde juega desde hace seis años y medio; "Nos espera un partido complicado pero nos tenemos fe"

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 13 de mayo de 2017 • 21:45
0

Jonatan Maidana es el Godzilla de la defensa de River, un animal competitivo capaz de generar que Marcelo Gallardo diga que es el jugador de su plantel que "más lo representa adentro de la cancha". Por jugar siempre al límite, tiene siete cicatrices en esa cabeza rapada que ahora, en la inmensidad del predio de Ezeiza, se ve invadida por esos mosquitos que perturban a todo el mundo. En realidad, no menos de veinte insectos se posan sobre su cuerpo. Un colaborador del club le ofrece un repelente para ahuyentarlos mientras habla con LA NACION, pero dice "no, gracias", y despierta bromas por lo bajo vinculadas con su condición de futbolista recio y enjundioso. "La semana del superclásico siempre suele ser distinta. Hay mucha más gente y más periodistas en los entrenamientos. Los hinchas te piden un triunfo cuando vas por la calle o donde te los cruces. Se vive todo con mucha pasión", afirma.

-¿Y vos cómo lo vivís?

-Lo vivo como siempre. No hago nada distinto. Me manejo siempre de la misma manera: me entreno, estoy con mi familia. La verdad es que no cambia nada.

Maidana será el único de los 22 futbolistas que el domingo saldrán a jugar en la Bombonera que sabe lo que es vestir ambas camisetas. Jugó en Boca dos años y medio, e incluso ganó la Copa Libertadores 2007, la Copa Sudamericana 2005 y la Recopa 2006, además de dos títulos locales. Y en 2010, luego de haber pasado por el Metallist de Ucrania y por Banfield, llegó a River y al poco tiempo tuvo la mejor carta de presentación posible: en su primer Superclásico anotó un gol, de cabeza, que le dio a River un triunfo por 1 a 0 en el Monumental, el día del debut de Juan José López como técnico del equipo de la banda roja.

-¿Qué te genera el hecho de haber jugado el Superclásico con ambas camisetas?

-Jugar un Superclásico de por sí es muy lindo. Desde el lugar donde me tocó estar, siempre traté de hacer las cosas con seriedad y del mejor modo.

-¿Hay alguna diferencia entre jugarlo con una o con otra?

-La verdad que no. Se vive igual con ambas camisetas porque son los dos clubes más grandes del país y la exigencia siempre es la máxima.

-¿Cómo fue haber debutado en el Superclásico con una victoria con un gol tuyo?

-Fue un momento único, de esos que te quedan grabado. Los hinchas siempre me lo recuerdan porque lo ganamos y yo también lo tengo como un recuerdo muy lindo.

-¿Cuánto te ayudó aquel gol para que los hinchas de River no te miraran de reojo por tu pasado en Boca?

-Ese gol aflojó todo, la verdad que ayudó (se ríe). La gente entendió que uno se ponía la camiseta y dejaba todo para dar lo mejor.

-¿Los duelos coperos contra Boca tuvieron algún significado especial por tu pasado en la Ribera?

-No, en ese sentido para nada porque mi paso por Boca fue hace mucho tiempo. Sé que la gente de Boca me va a insultar siempre porque así se vive el fútbol en nuestro país. Es algo que ya no me molesta porque sé cómo son las cosas. Lo que tuvieron de especiales fue por la importancia de esos clásicos y porque al ganarlos quedaron en la memoria del hincha para siempre. Simplemente eso.

Maidana lleva ya seis años y medio en River y su identificación con el club es mucho mayor a la que supo tener en Boca. Es el único sobreviviente del plantel que sufrió el descenso a la B Nacional en 2011. Y experimentó como ningún otro futbolista eso de subirse a la montaña rusa que luego puso a River en lo más alto del continente, con la obtención primero de la Copa Sudamericana 2014 y luego de la Copa Libertadores 2015, entre otros títulos. En suma, en River las pasó todas.

Lejos de las posturas demagógicas, Maidana habla con un respeto absoluto cada vez que se le pregunta algo vinculado con su pasado en Boca. Adoptó esa postura porque lo siente, porque siempre se caracterizó por el perfil subterráneo y por permanecer ajeno a las frases estridentes, y también porque tiene una familia dividida entre hinchas de ambos clubes.

-¿Son más de River o de Boca en tu familia?

-Hay de los dos, está pareja la cosa.

-¿Qué cosas te dicen?

-Los de River me piden ganar y me dicen que hay que jugar bien y meter. Los de Boca no me dicen nada. Creo que todos quieren que me vaya bien en lo personal.

-¿Qué opinás del equipo que tiene Boca?

-Tienen un plantel con grandes jugadores. Sabemos que nos espera un partido complicado pero nos tenemos fe.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas