Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fito Páez: "Escribir es como cantar bajo la ducha: libera"

Con "entreactos" musicales, presenta hoy dos libros, una novela y un diario de viajes

Domingo 14 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Con pocos días de diferencia, Fito Páez habrá participado en dos de las ferias del libro más importantes de Sudamérica. El 2 de mayo estuvo en la Feria Internacional del Libro de Bogotá y hoy, a las 15.30 en la Sala Jorge Luis Borges, presentará en la FIL de Buenos Aires no uno sino dos libros. El primero es la reedición de su única novela hasta el momento, La puta diabla (Emecé), y el otro, recientemente publicado por Planeta, un registro autobiográfico llamado Diario de viaje. Allí el músico, cineasta y narrador cuenta peripecias y anécdotas (algunas de riesgo) vividas en giras por provincias argentinas y ciudades del continente americano. Además de conversar sobre libros y lecturas, Páez, solo al piano, brindará entreactos musicales.

-Sin contar las canciones y los artículos para medios gráficos, escribiste guiones, luego una novela y ahora un diario de viajes. ¿Qué cambia de un formato a otro?

-Los géneros y formatos existen y son inevitables. Así también tus intervenciones sobre ellos. Por otro lado, tampoco existen leyes para escribir, así que será tu deseo quien va a comandar la operación de poner tus ideas en esos formatos en acción. Las diferencias son más que obvias: el guión de un film precisa frases cortas que no detengan la acción, haciendo las diferencias del caso entre una Lucrecia Martel y un Billy Wilder, o entre un Adolfo Aristarain y un Robert Bresson. La novela es un formato caprichoso que obliga a ciertas formas parabólicas de narración, cierta circularidad. El diario es la libertad total.

-¿A qué viajes, además de las giras, se hacen referencia en Diario de viaje?

-En el libro se mantiene el estricto orden de los itinerarios geográficos a través de gran parte del continente americano, en el marco de una gira muy extensa con la banda y a piano solo. Luego los anexos permitieron viajes fuera del tiempo real y recuerdos de anécdotas del pasado que conectan con alguna acción o texto escrito en el presente, a la manera de reflexiones o semblanzas de amigos o gente querida, algunos vivos, algunos muertos. Por suerte sobreviví al episodio de Ciudad Juárez y aquí estoy para contar el cuento.

-¿Estás escribiendo ficción ahora?

- Todo el tiempo estoy escribiendo todo tipo de cosas. Algunas las llevo con más rigor que otras. Creo que es muy importante escribir en caliente y también dejar respirar las emociones y los impulsos en el tiempo. En estos días estoy cerrando las letras de catorce canciones nuevas que comienzo a grabar en dos semanas. En paralelo, estoy escribiendo un libro de cuentos totalmente ecléctico. Poesía por las noches con el trago al lado, aunque dudaría en llamar poesía a esas palabras. Y sigo retocando después de treinta años el guión de Novela, que sigue interesándome y no encuentro aún el tiempo para filmarlo.

-¿Qué lugar ocupa la escritura en tu vida?

- Puedo decirte que escribir es una acción de liberación y que el temor a la página en blanco es un terror que habría que descartar como figura mitológica, porque es una máquina invisible de represión. Una máquina con dos cabezas, el arte y la literatura. Y nadie va a pasarse sufriendo y arruinándose la vida y la salud, intentando agradar a dos palabras tan ampulosas. Escribir es como cantar bajo la ducha. Libera y hace bien

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas