Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las uvas y el viniculturismo

Domingo 14 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Crossfit, fitness, fisicoculturismo, son disciplinas del moldeo del cuerpo y el trabajo de los músculos para conseguir la figura deseada. Ninguno de los lectores que leyeron el título con horror, podrá sentirse horrorizado. ¿Qué tiene que ver esto con el vino? Bastante, al menos desde nuestro punto de vista, ya que hay una estrecha relación entre el cuerpo del vino y el terroir, que funciona como un gimnasio para las uvas. Más aún si circunscribimos el viniculturismo a una sola variedad. El malbec, por ejemplo. Y siguiendo con la idea de que el terroir es una suerte de gimnasio para las uvas, hay dos tipos de cuerpo.

Están los malbec amplios y musculosos, por un lado. Casi todos provienen de Mendoza -donde está plantado el 86% del varietal-, pero más específicamente de Luján de Cuyo y Maipú, en torno siempre a los 800 y 1000 metros de altura. Ahí, entre la amplitud térmica, que hace ejercitar y descansar a las plantas entre el día y la noche, se consigue un tipo de vino con cuerpo amplio, voluminoso y torneado que se describe como musculoso. Así son, por ejemplo, Norton Lote LC (2012, $ 550), Luigi Bosca DOC (2014, $5 00), Pascual Toso Reserva (2015, $ 335), Fabre Montmayou Reserva (2013, $ 200) y Lamadrid Reserva (2015, $ 190). Pero aplica a casi todos los malbec de la zona sin distinción de precio.

Y están los malbec fibrosos y delgados, por otro. Casi todos provienen de zonas frías de Mendoza, entre los 1200 y los 1500 metros. Ahí, en medio de temperaturas más bajas en promedio y con el mismo régimen de ejercicio y descanso, pero, eso sí, con más intensidad de sol, el malbec adelgaza y gana firmeza. Igual que un físico trabajado. Y así ofrece cuerpo medio, donde es la agilidad y la compactación de ese cuerpo las que mandan. Por supuesto, al haber más frescura, también es un poco más nervioso. Así resultan: Concreto (2015, $ 600), Traslapiedra (2016, $ 400), Reserva de Potrero (2016, $ 320), Domaine Bousquet (2015, $ 300) o Salentein Reserve (2015, $ 250). Este modelo de viniculturismo aplica a una buena porción de los malbec de la región, con pocas excepciones.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas