Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La gran inundación golpea al ganado en Corrientes

Cayeron 2000 mm en lo que va del año; podrían perderse más de 15.000 vacas

SEGUIR
LA NACION
Lunes 15 de mayo de 2017
Animales en una suerte de isla que produjo la inundación
Animales en una suerte de isla que produjo la inundación. Foto: Secretaría de Agricultura de Corrientes
0

Una situación extremadamente crítica atraviesa parte de la producción ganadera de Corrientes. En lo que va de 2017 cayeron 2000 milímetros de lluvias en amplias regiones, superando ya la marca de 1700 milímetros que suele llover en todo un año. Del volumen caído, sólo desde Semana Santa llovieron 1000 milímetros.

Las estimaciones oficiales de la provincia hablan de dos millones de hectáreas afectadas en once departamentos, desde Corrientes hasta Ituzaingó y desde Santo Tomé hasta Empedrado. Ya hay una creciente mortandad de animales, que podría llegar, de agravarse el panorama, a 15.000 en los próximos meses.

"Hay productores que individualmente informan más de 500 [vacunos muertos]. El jueves pasado, en el paraje Ñu Puy, vi cómo se iban muriendo de a poco 150 vacas que hacía cuatro días estaban en el agua y que para salir tenían ocho horas de nado", dijo Manuel García Olano, secretario de Agricultura de Corrientes. Según García Olano, un 1% de mortandad sobre el rodeo total de la zona significaría perder más de 15.000 cabezas. No obstante, estimó que esa cifra va a ser mayor, "ya que toda esa agua desagua por los arroyos Empedrado-Riachuelo y el río Santa Lucía, bastante más abajo". También está afectando el desborde del río Corrientes, inundando los valles de Esquina y Perugorría.

En la ruta 5, entre San Luis y Caá Catí, hay más de 15.000 cabezas al costado de la ruta porque no hay campos disponibles. En un campo, las vacas quedaron aisladas por el agua como en una isla, tal como muestra la foto que acompaña esta nota, y murieron todas, precisó García Olano.

Ante la desesperación de los productores por no saber qué hacer con los animales que les quedan, y ante la necesidad de vender de otros, se organizaron tres remates en los últimos siete días con flete y comision gratis para el pequeño productor.

En tanto, ya se entregaron 240.000 kilos de alimento balanceado proveniente de fondos de emergencia de la Nación, con un esquema de fondo rotativo.

De acuerdo a García Olano, también son graves los daños de infraestructura. Están cortadas las rutas 75, en Lomas de Vallejos; 101, en Rincón de Vences, y 40 y 42, en Santo Tomé. Por otra parte, se inundaron las ciudades de San Luis del Palmar, Loma de Vallejos, Loreto, Itá Ibaté, Berón de Astrada, Palmar Grande y Herlitzka.

En la provincia existen cinco canales realizados para sacar el agua al río Paraná por la región norte. En tanto, en estos momentos están trabajando 20 excavadoras en la zona para buscar aliviar la situación.

La preocupación en el campo correntino es que la llegada del invierno complique más el estado corporal de las vacas que aún resisten en medio de la inundación.

García Olano señaló que el gobierno provincial está en contacto con el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile; el secretario de Agricultura, Ricardo Negri, y el subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso, analizando cuál es la ayuda que más impacto tendría para el sector.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas