Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Hubo errores defensivos, no de planteo táctico", dijo Guillermo

La caída golpeó al DT, que sobre el futuro avisó: "Estoy dispuesto a hacer cambios"

Lunes 15 de mayo de 2017
0

Cuando Edgardo Bauza declaró que la selección "jugó 10 puntos" tras una victoria ajustada ante Chile, Guillermo Barros Schelotto reconoció la poca autocrítica del DT argentino: "Lo habrá dicho para proteger a sus jugadores, pero la realidad es que deben mejorar". Se evidenció, en ese momento, lo difícil que también significa para el Mellizo asumir sus errores. Porque los análisis propios trastocan la lectura de lo que sucede en el campo con marcada diferencia.

"Nosotros sabíamos cómo iba a jugar River: iba a tirar centros para que luego lleguen los volantes. Hubo errores defensivos, no de planteo táctico. Y si me equivoqué en algo, fue en este partido, pero no en los 23 anteriores", aseguró el técnico. Boca volvió a dar ventajas en todas sus líneas. El trabajo que el técnico desea activar no se vio y poco aportó él desde el banco de suplentes. Por los pasillos de la Bombonera hasta le reprocharon algunas decisiones previas al partido: prefirió no poner a Gonzalo Maroni (enganche que hizo debutar como titular ante Arsenal) entre los suplentes para sí contar con Oscar Benítez, a quien ni siquiera tuvo en cuenta cuando todavía podía realizar una modificación más y el resultado seguía siendo adverso.

¿La responsabilidad del traspié ante River de quién fue? Para el técnico, estuvo exclusivamente en la última línea: "Los mayores errores fueron defensivos. Dimos ventajas que River supo aprovechar". Sin embargo, no todo quedará ahí. Se cansó de las constantes fallas de sus defensores, esas que se vieron a lo largo del torneo y que en otro momento menos incómodo el Mellizo supo catalogar como "malas decisiones en jugadas puntuales". Hoy, para él, la crisis es más profunda y hasta está dispuesto a modificar jugadores: "Será cuestión de ver los motivos de los errores y tomar decisiones, para eso soy el técnico. Estoy abierto a realizar cambios".

Guillermo está en medio de la desesperación por un torneo que parece cerca, pero muy lejos al mismo tiempo. Tanto que en sólo dos días se le cayó una teoría que parecía firme: "¿Qué te genera que al equipo no le hayan marcado en los últimos tres partidos?", le habían consultado al DT en la última conferencia de prensa, y Barros Schelotto respondió: "Me pone contento, eso significa que tenemos una muy buena defensa. Somos uno de los equipos a los que menos le convirtieron en el torneo. Hay que mejorar, pero estamos muy bien". No obstante, ahora no parece descabellado pensar en hasta tres modificaciones en la última línea para enfrentar a Newell's, el domingo próximo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas