Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Echaron a una familia de un avión por una torta de cumpleaños

La aerolínea dice que los pasajeros eran un riesgo para la seguridad y la familia asegura que no tenían motivos para expulsarlos

Lunes 15 de mayo de 2017 • 18:02
La familia se preocupó cuando el padre comenzó a discutir con una de las azafatas
La familia se preocupó cuando el padre comenzó a discutir con una de las azafatas.
0

Minta y Cameron Burke habían comprado pasajes de la aerolínea low cost JetBlue para ellos y sus dos hijos con la intención de viajar el 3 de mayo a Las Vegas para celebrar el cumpleaños de Minta con su familia. Con motivo de la ocasión, la pareja llevaba consigo una torta adquirida en una pastelería de Harlem.

Aunque en ese momento no podrían haberlo imaginarlo, aquella torta iba a desencadenar una serie acontecimientos que implicarían la intervención de la policía y que toda la familia Burke acabase siendo desalojada del avión.

De acuerdo con ABC 7, todo comenzó cuando uno de los miembros de la familia ubicó la torta en el compartimiento superior. Algo que, aparentemente, no está permitido. Según explicó Cameron Burke a Daily News, una azafata le pidió amablemente que la retiraran de allí.

"Entonces ella me pidió que la pusiera debajo del asiento de adelante y lo hice", dijo. "Me acerqué y les dije que todo estaba bien, ella me respondió: 'Señor, esto no va con usted'. Cuando ella me dijo que no había sido cooperativo, le dije 'Señora, ¿usted estuvo bebiendo?', porque su actitud no era normal".

cerrar

Finalmente, como podemos ver en este vídeo grabado por Cameron y compartido en Twitter por el reportero de la ABC CeFaan Kim, la policía fue llamada a intervenir para solventar la situación. "Nadie está en problemas", se escucha decir al agente. "Papi, tengo miedo" dice la hija de los Burke.

Después de una charla con los empleados del vuelo la policía procedió a informar a la familia de que tenían que abandonar el vuelo y que los reacomodarían a todos".

Jet Blue quiso dar su versión de los hechos a Mashable con el siguiente comunicado:

"Durante el embarque, los clientes guardaron su tarta y otros objetos en un compartimento superior destinado a la seguridad y equipamiento de emergencia, y se negaron a moverlos en diversas ocasiones en las que la tripulación les pidió que lo hicieran. La normativa federal requiere que el equipamiento de emergencia se mantenga sin ningún tipo de obstrucción durante el vuelo. Los clientes se pusieron nerviosos, utilizaron malas palabras contra la tripulación e hicieron falsas acusaciones sobre el estado de los miembros de la tripulación para volar. Después de que los clientes se negaran a hablar con el líder del equipo de la situación, el policía fue llamada y todo el avión fue desalojado. El capitán determinó que la actitud de los clientes demostraba un riesgo de ir a mayores en el aire y no serían autorizados a volar. Se les ofreció un reintegro completo de su dinero. El resto de clientes fueron reembarcados y el vuelo salió sin más interrupciones"

En el vídeo que se difundió no se puede ver el incidente completo: toda la grabación es posterior a la supuesta actitud reprochable de los Burke.

Aunque a la familia se le devolvió el dinero, Cameron dijo al medio estadounidense Daily News que quisiera que la azafata sea despedida, "No debería estar atendiendo de cara al público. Espero que JetBlue reentrene a sus empleados".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas