Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Venezuela: la oposición mantiene una protesta nacional de 12 horas

Pese a la lluvia, miles de venezolanos salieron a la calle para manifestarse en contra del gobierno de Nicolás Maduro

Lunes 15 de mayo de 2017 • 19:10
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Un manifestante en las calles de Caracas
Un manifestante en las calles de Caracas. Foto: AP

La Unidad Democrática no ceja en su empeño de protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro. A esta hora, se mantienen dos plantones en Caracas, pese a la lluvia caída, y hasta 70 más en el resto del país, según Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional. Miles de personas por todo el país aguantan así el pulso con el chavismo. Su objetivo es mantenerse en las calles durante doce horas, hasta las 19 en Venezuela (20 en Argentina).

En Carabobo la Guardia Nacional impidió la protesta actuando con violencia. En los enfrentamientos fue herido un militar en un ojo, según notificó el gobernador del estado. En la isla de Margarita, los agentes detuvieron ilegalmente a la diputada Yanet Fermín, quien cuenta con inmunidad parlamentaria. "La comunidad internacional exige respeto de derechos humanos y garantías", protestó Luis Almagro, secretario general de la OEA.

En Lara se reportó el atropello de tres manifestantes y en la misma isla de Margarita denunciaron que la Guardia Nacional bombeó aguas negras para desanimar a los opositores.

"Esta es una partida contra la incompetencia y la falta de valores". Jesús Álvarez, administrador de 45 años, y su pareja de dominó, Miguel Hannawi, abogado de 35 años, se plantaron a primera hora de la mañana en la Avenida de la Victoria, la misma que quieren lograr contra el gobierno. Más de 2.000 personas les acompañan en su protesta, una cifra que se multiplica varias veces al otro lado de la ciudad, en Altamira.

La principal autopista de la capital está tomada en este momento por miles de "protestantes", que incluso han trasladado hasta allá dos camiones trailers. "El plantón es una muestra de resistencia", insiste el diputado Miguel Pizarro, que encabezó la movilización desde Petare, una de las mayores favelas de América Latina, hasta el punto de encuentro elegido por los organizadores.

Unos y otros, en Altamira o en la Avenida Victoria, tienen muy claro que esta es una carrera de fondo. "¿Hasta cuándo protestaremos? Hasta que nos escuchen", contesta Hannawi. "Hasta encontrar la libertad", aporta Álvarez.

Antonio Hannawi, hermano del jugador y politólogo, carga el libro "Democracia o barbarie", de Fernando Mires, en una jornada creativa, donde se lee, se juega al dominó, se practica el voleibol y se discute sobre el futuro de Venezuela. Y también sobre el futuro personal. Como Vanessa Guevara, internacionalista de 30 años y vecina de la zona, que lleva pintada sobre su barriga el sueño de su hijo George: "Quiero nacer en democracia".

"Y también quiere un país sin presos políticos, sin violencia, donde se puedan comprar alimentos y medicinas", insiste esta embarazada de 39 semanas, plantada en la calle hasta que el cuerpo aguante. "Una no puede ser indiferente. Quiero para mi hijo una Venezuela como en la que crecí, ese es el motor que nos impulsa", añade.

Tampoco son indiferentes, todo lo contrario, dos "guerreros de la Resistencia", de 17 y 24 años, que llevan las caras tapadas "porque los infiltrados del Servicio Bolivariano de Inteligencia nos hacen fotos y luego nos detienen", aseguran a LA NACIÓN. Los dos viven en la zona popular de La Bandera, "allá esa bolsa CLAP (comida racionada que el gobierno entrega a través de consejos comunales) no dura ni un mes", se quejan, antes de desear que por lo menos hoy no se tengan que enfrentar a las fuerzas policiales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas