Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Advertencia regional sobre el uso del cannabis medicinal

Seis asociaciones de pediatría coinciden en los riesgos nocivos para la salud

SEGUIR
LA NACION
Martes 16 de mayo de 2017
0

Las asociaciones de pediatras de seis países de la región fijaron posición sobre el cannabis de uso medicinal y la marihuana, en especial entre los adolescentes. "Estamos muy alarmados por el consumo de la marihuana y sus consecuencias en nuestros países", afirman los titulares de esas entidades de la Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia.

En una declaración del Foro de las Sociedades de Pediatría del Cono Sur (Fospecs), que firmaron en Montevideo los presidentes de las seis asociaciones, reiteran que fumar marihuana es nocivo para la salud y hablan de resultados no deseados de la promoción de las propiedades medicinales de la planta, aún en estudio, incluidos sus efectos adversos.

"Los cambios en las legislaciones pueden llevar a una menor percepción de riesgo y una mayor disponibilidad de la marihuana que resulten en un consumo significativamente mayor entre los chicos y los adolescentes", explican desde el Fospecs.

Hay algo más de 20 países que permiten el uso medicinal del cannabis, como la Argentina, Chile, Uruguay, Colombia y México. En los Estados Unidos, 28 estados legalizaron el uso medicinal de la planta y sólo ocho autorizaron su uso recreativo, un negocio de más de US$ 7000 millones el año pasado, según la agencia Reuters.

"Están bien demostradas las consecuencias negativas del consumo de marihuana durante el embarazo y en los niños y los adolescentes con relación al aprendizaje, la deserción estudiantil, la salud mental, los riesgos de adicción y lesiones producidas en siniestros de tránsito", sigue la declaración de Montevideo, en la que se advierte que los daños asociados están siendo cada vez más frecuentes en esa población, "en especial entre aquellos que viven en situación de pobreza, lo que aumenta el drama de la inequidad".

Además, se aclara que "la marihuana no debe usarse como medicamento" porque "el uso medicinal de derivados del cannabis en pediatría se encuentra en proceso de investigación y debe ser regulado con el mismo rigor científico que otros productos farmacológicos". Es decir, contar con el mismo proceso de evaluación, control y aprobación que otros medicamentos.

Las comisiones del Fospecs trabajaron desde octubre del año "en las realidades de los países", explicó ayer a LA NACION el presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), Jorge Cabana, uno de los firmantes de la declaración. "Es, quizá, más acuciante para Chile y Uruguay el tema en estos momentos. Pero era un punto de interés común y nos pareció que había que ser muy concretos."

En eso coincidió el presidente de la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP), Alfredo Cerisola. "Había que dar un mensaje claro", dijo a la agencia EFE, al señalar que existe "un mayor acceso" a la marihuana. "Nadie con fundamentos puede decir que el consumo [de marihuana] no es perjudicial en chicos y adolescentes", agregó.

Para Cabana, es importante no seguir confundiendo a la población con los mensajes. "Es un tema que hay que tomar en serio. Hay una fantasía con el autocultivo que abona la idea de que es más natural porque es un cultivo; hay pruebas de que esto no es así", dijo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas