Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De la pausa de 80 días al frenético desenlace que insumirá algo más de un mes

Quedan seis fechas en la reanimada lucha por el título; problema a la vista: la 28a jornada convivirá con la gira del nuevo seleccionado

Martes 16 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Pablo Pérez y Ponzio, en una escena del reciente superclásico
Pablo Pérez y Ponzio, en una escena del reciente superclásico. Foto: LA NACION / Fernando Massobrio

El fútbol argentino vive en constante estado de mutación. Los campeones varían de un torneo a otro (el último en repetir título fue el Boca de Alfio Basile, en 2005/06), los formatos de competencia tienen un instructivo cada doce meses, los planteles son puertas giratorias por las que no dejan de salir y entrar jugadores. La novedad convive con el desorden y lo provisional es la norma.

Ahora se asiste al último torneo sometido al compulsivo engorde de los 30 equipos. Se despide este engendro prohijado por el anterior Gobierno nacional, sin que nunca pudiera justificar los motivos de semejante invención, única en el mundo. Vendrá un adelgazamiento progresivo, con el certamen de 28 conjuntos a partir de agosto próximo, ya con pantalla de TV paga a través de la licitación que le adjudicó los derechos a Fox/Turner.

Ingresa en la recta final un torneo que, entre vacaciones y huelga de Futbolistas Argentinos Agremiados, tuvo una pausa de 80 días. Ahora hay que correr contra el tiempo, el calendario apura. En poco más de un mes, entre los domingos 21 de mayo y 25 de junio, se disputarán seis fechas, que para algunos equipos, como River e Independiente, se incrementan a siete por el partido que adeudan.

El torneo sumó muchos aspirantes tras la derrota de Boca ante River en el clásico
El torneo sumó muchos aspirantes tras la derrota de Boca ante River en el clásico.

Las únicas previsiones que se están cumpliendo son las que indicaban que la lucha por el título tiende a concentrarse en los equipos grandes, que por poderío aumentan la brecha que históricamente hubo con los otros conjuntos. Vuelve la desigualdad que estuvo más disimulada en décadas recientes.

Boca, River y San Lorenzo aparecen en lo más alto de las posiciones. Si se abre el angular para incluir a los que todavía tienen posibilidades matemáticas hay que anotar Racing e Independiente, si bien el sentido común y los cálculos sitúan las aspiraciones de ambos en la escalada hasta a alguno de los cinco lugares que dan clasificación a la próxima Copa Libertadores.

En caso de igualdad en el primer puesto, para determinar al campeón se disputará un partido de desempate, cuya fecha debería fijarse antes del 30 de junio, ya que después vencerán los contratos de muchos jugadores. Todo en nuestro fútbol transita por una delgada línea.

Para la primera semana de junio se avizora un cuello de botella. Por la fecha FIFA reservada para la actividad de los seleccionados, el fin de semana del 10 y el 11 de junio no se programará la jornada 28, que se adelanta para el miércoles 7. La Argentina, en lo que será el debut de Jorge Sampaoli, se medirá con Brasil el 9, en un amistoso en Melbourne. La idea del director técnico de Casilda es convocar a jugadores del medio local, los cuales quedarían al margen de la fecha 28 de entresemana. ¿Estarán dispuestos los clubes a ceder a los citados en plena resolución del torneo? Como muestra reciente está la fuerte reticencia que hubo a liberar a los juveniles del Sub 20.

El domingo 11, Atlético Tucumán y River disputarán el encuentro que postergaron por sus compromisos con la Copa Libertadores. Sampaoli tiene en consideración a Ariel Rojas, que podría quedar en medio del tironeo entre River y el seleccionado.

Lo único que concede un poco más de oxígeno es el carácter anual que ahora tienen las copas Libertadores y Sudamericana. River ya está clasificado a los octavos de final de la Libertadores, que se disputarán entre julio y agosto. San Lorenzo puede asegurarse el paso a la etapa siguiente en el cotejo de mañana frente a Flamengo, en el Nuevo Gasómetro. Estudiantes, último en su grupo, es el más comprometido, aunque le queda la posibilidad de terminar en el tercer puesto y pasar a la Sudamericana.

La agenda vuelve al primer plano a partir de un torneo que se reabrió con el triunfo de River en la Bombonera. A Boca se le esfumó la amplia diferencia que llevaba y las posiciones se comprimieron. Quedan 18 puntos (21 para River e Independiente) del torneo que, entre tantas peculiaridades, pasó por la manos de un desconcertante Comité de Regularización y terminará en los albores de la presidencia de Claudio "Chiqui" Tapia.

Cómo llegan los que sueñan con la vuelta olímpica

Lo que parecía un camino allanado para Boca se alteró en las últimas fechas, y más aún con el triunfo de River en la Bombonera. Además del equipo de Marcelo Gallardo, otros equipos pasaron a ilusionarse con el título de un torneo al que le quedan seis fechas.

Boca Juniors (49 puntos)

A favor: depende de sí mismo y fue puntero durante todo el torneo. Siempre reaccionó a timpo. Tiene un cierre un tanto desahogado, con partidos ante Aldosivi, Olimpo y Unión.

En contra: no encuentra estabilidad como equipo. Se reiteran los errores defensivos y en las últimas fechas extravió su principal virtud, el gol.

65 % de posibilidades

San Lorenzo (46)

A favor: renació cuando se lo daba fuera de carrera. Tomó envión otra vez. Varios jugadores levantaron el nivel.

En contra: le esperan dos clásicos seguidos: Racing y River, y visitar a Colón y Talleres. El plantel ya no es tan amplio.

45 % de posibilidades

River (45)

A favor: es uno de los equipos que mejor está jugando, con una identidad definida e intérpretes en alto nivel.

En contra: tiene un mínimo margen de error por todos los puntos que dejó escapar cuando parecía afuera de la lucha.

50 % de posibilidades

Newell's (45)

A favor: Maxi Rodríguez, Scocco y Formica tienen espaldas y recursos suficientes para plantearse las metas más altas.

En contra: se cayó de local en las últimas dos fechas, cuando pudo dar el salto a la punta. El clásico lo dejó herido.

40 % de posibilidades

Banfield (45)

A favor: juega sin presión, su campaña es por demás satisfactoria. Volvió Cvitaniche hizo olvidar a Silva

En contra: no le sobra nada y a veces le falta un plus para los mommentos imporantes. Cierra ante San Lorenzo y Racing.

40 % de posibilidad

Estudiantes (44)

A favor: se levantó tras haber caído en un pozo. Le queda un fixture desahogado, sin ningún rival que pelee por el título.

En contra: Ascacíbar, "Tití" Rodríguez y Foyth se le fueron al Sub 20. Debe atender su comprometida posición en la Libertadores.

45 % de posibilidades

Colón (44)

A favor: se extiende el efecto Domínguez, invicto en 10 fechas (7 triunfos y tres empates). Hizo un equipo sólido y eficaz.

En contra: alta exigencia para las últimas tres fechas: San Lorenzo, Racing y River. Discreta imagen dejó ante Unión.

40 % de posibilidades

Racing (42)

A favor: cuenta con un director técnico y futbolistas que ya saben lo que es ganar un título y asumir la máxima presión.

En contra: se le fue Lautaro Martínez y Licha López volvió de la lesión sin ritmo. Muestra fragilidad defensiva.

40 % de posibilidades

Independiente (41)

A favor: el equipo interpretó rápido la onda Holan: intensidad y ambición. El triunfo ante Racing confirmó el buen momento.

En contra: se despertó tarde, está pagando la magra cosecha con Milito. Se quedó sin Figal por un antidoping positivo.

45 % de posibilidades

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas