Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Acusan de acoso sexual a un fiscal que busca que lo nombren juez

Se trata de Julio Castro; lo denunció una ex empleada y también será indagado por violencia contra su ex pareja

Martes 16 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Lo denunció una empleada y la Procuración ordenó estudiar el caso, que puede derivar en un jury de destitución. También enfrenta una denuncia de acoso cibernético a una menor y otra de su ex pareja por violencia de género, causa por la que será indagado pasado mañana. El protagonista es un fiscal general que presentó su pliego para ser juez y que tuvo a su cargo la unidad especializada en causas de violencia sexual. Ahora el investigado es él, y podría costarle el puesto.

La procuradora general Alejandra Gils Carbó aprobó la investigación contra Julio César Castro -titular de una fiscalía de juicio y ex director de la Unidad para la Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual de Niñas y Niños (Ufisex)- por la denuncia de acoso sexual y laboral contra una de sus empleadas. La decisión de investigarlo a nivel institucional consta en la resolución 672/17 de la Procuración, y podría derivar en un jury de enjuiciamiento. Después de que el Consejo Evaluador, compuesto por tres fiscales federales, aprobara iniciar un sumario administrativo, Gils Carbó encomendó a la fiscal marplatense Laura Mazzaferri que elabore un informe dentro de un plazo de 60 días.

Una de las denunciantes sostiene que desde mayo de 2012 hasta octubre de 2014 sufrió distintas formas de acoso sexual y laboral en la fiscalía. Dijo que Castro le "estaba insinuando cosas que, por supuesto, estaban fuera de lugar", que la invitaba a tomar café o llevarla a su casa "con la misma actitud intimidante y seductora", y que, ante sus negativas, él cambió de actitud, algo que fue aún peor cuando se enteró de que estaba embarazada. "¿Sabés cómo te vas a volver allá?", contó que le dijo, amenazando con trasladarla otra dependencia. Según consta en la declaración de la empleada, el fiscal le fue sacando tareas, lo que sumado al estrés provocado por el acoso, incluso durante su embarazo, la llevó a sufrir contracciones y pérdidas. Cuando al final se decidió su traslado, resolvió hacer la denuncia ante la Procuración.

En el pedido de investigación firmado por Gils Carbó, la denunciante mencionó que el fiscal había tenido actitudes similares con otras cinco empleadas; dio nombres.

Castro, en su descargo, negó las acusaciones. Expuso su versión de algunas de las situaciones mencionadas y habló del "bajo rendimiento laboral" de la denunciante: "Faltaba con cierta frecuencia y no aportaba los certificados", agregó.

En diciembre pasado, cuando el pliego de Castro para convertirse en juez de Cámara fue tratado en la Comisión de Acuerdos del Senado, la postulación fue impugnada por la senadora Silvia Elías de Pérez (UCR-Tucumán), quien afirmó que había mensajes del fiscal en Twitter que "habrían incurrido en falta de decoro". Lo que surgía era la presunta acusación de una menor que lo habría señalado por acoso a través de la red social, algo que la Procuración también incluyó en su investigación y por lo cual pidió a la Cámara el registro de la sesión parlamentaria.

Violencia de género

La tercera acusación que enfrenta Castro corre por otra vía y no está incluida en aquella investigación de la Procuración: a partir de una denuncia de su ex pareja por violencia de género en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el 15 de marzo pasado el Juzgado Civil N° 85 le impuso al fiscal una orden de restricción perimetral. La causa está en manos del juez Hernán Martín López.

La primera vez que fue citado por esta última causa, Castro no asistió a declarar. La segunda envió un escrito en el que solicitaba una licencia psiquiátrica, algo que hasta el momento le fue otorgado sin que el juez López corroborara la información con el especialista que firmó la prescripción médica. El magistrado a cargo de dicho expediente se negó a atender a este diario para explicar su decisión.

Sí se sabe que lo citó a declarar como acusado. "Existiendo en autos el estado de sospecha al que alude el artículo 294 del CPPN [Código Procesal Penal] respecto del imputado Julio César Castro, convóqueselo a prestar declaración indagatoria". Será este jueves.

Hace diez años, cuando encabezaba la Ufisex, Castro habló con el diario Página 12 de las investigaciones sobre abuso sexual en el país. Afirmó entonces: "Es un mito que estas causas sean inventadas. Las denuncias falsas no prosperan".

Julio César Castro

Edad: 55 años

Ingresó en el Poder Judicial en 1985; desde 1995 es fiscal general ante los tribunales orales porteños. Fue titular de la fiscalía especial contra delitos sexuales y acusador en el juicio por el asesinato de la estudiante Ángeles Rawson.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas