Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuatro paredes

LA NACION
SEGUIR
Víctor Hugo Ghitta
Martes 16 de mayo de 2017
0

Una casa sin puertas. No una, cuarenta casas sin puertas. Son las que acaba de entregarles a sus vecinos la intendenta del pueblo de Perugorría, en Corrientes. Sin puertas ni ventanas, sin redes cloacales ni agua corriente, sin gas natural. Cuatro paredes, apenas, unos muritos que no terminan de cobijarlos del frío, la certeza de que se enfermarán antes o después, el dolor de haber quedado otra vez a la intemperie.

La intendenta se llama Angelina Lesieux. Ocurrió lo que ocurre tantas veces: el dinero asignado fue desviado quién sabe a qué manos ni con qué propósito. Pero de pronto había que demostrar obra pública y entonces la señora intendenta hizo entrega de esas casitas -cuatro paredes, apenas, unos muritos que no terminan de cobijarlos del frío- ante escribano y fotógrafo. Esa tarde no cabía en sí misma de la felicidad de poder tenderles una mano a los vecinos. Cuando terminó la jornada, la intendenta regresó feliz a su casa -la casa caliente, la cena abundante, todo tan lejos de las privaciones- y se fue a dormir con el placer que da el deber cumplido. Ahora, la Justicia investiga a ella y a su marido por enriquecimiento ilícito. Previsora, ya había vendido o cedido bienes propios a familiares muy cercanos. Todo queda, entonces, en casa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas