Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los caminos que conducen a Cristina Kirchner

Martes 16 de mayo de 2017 • 03:03
0

La virtual caída en desgracia de Daniel Scioli en buena parte de la opinión pública tras sus enredos amorosos y el duro ataque que le propinó Gisela Berger se sumó en las últimas horas a los argumentos para potenciar una candidatura de Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires. De todos modos, el principal de los motivos para que la ex presidenta compita en las próximas elecciones legislativas es que continúa siendo la representante del kirchnerismo con mayor intención de voto entre los bonaerenses. El misterio seguirá, probablemente hasta los primeros días de junio, pero no son pocos los que advierten que, detrás de su reciente mensaje público en el que habló de su "autoexclusión", se advierten actitudes que la muestran compenetrada con la campaña electoral.

La particular dinámica del peronismo y el riesgo de que una fuerte polarización entre el kirchnerismo y el oficialismo macrista angoste la "avenida del medio" por la que pretenden circular Sergio Massa y Margarita Stolbizer , estaría persuadiendo al ex intendente de Tigre y ex jefe de Gabinete cristinista de presentarse también como candidato.

Hay otra cuestión que presiona a Massa para ocupar un lugar primordial en la lista de postulantes. Su fuerza política renovará en la provincia de Buenos Aires nada menos que 11 diputados nacionales y no pocas bancas de legisladores provinciales y de concejales de toda la provincia, producto de su buena elección en 2013, cuando la nómina por él encabezada se impuso a la del kirchnerismo, entonces liderada por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

Quien en el peronismo no puede esperar más tiempo es Florencio Randazzo . El ex ministro del Interior y Transporte de Cristina Kirchner, hoy divorciado del kirchnerismo, ha permanecido demasiado tiempo en silencio, pero todos saben que se prepara para competir en las primarias abiertas (PASO) contra la ex presidenta o contra quien ella ponga en su lugar.

"Vamos por la epopeya", se entusiasman dirigentes afines a Randazzo. Nadie en su sector desconoce que lleva las de perder, si deberá enfrentar a una lista encabezada por Cristina. "Si ella es la primera candidata, seguramente tendrá el apoyo de más intendentes y todo indica que perdemos. Pero el partido hay que jugarlo", señaló un dirigente de la tercera sección electoral mudado al randazzismo.

Al aval de Alberto Fernández, quien días atrás hizo pública su mudanza desde el massismo, la precandidatura a senador de Randazzo sumó ayer el apoyo del sindicalista de Sanidad Héctor Daer, uno de los triunviros de la conducción cegetista y hasta ahora diputado nacional por el Frente Renovador de Massa.

Las campañas de acción psicológica en las redes sociales estuvieron a la orden del día. "No extrañaría que, dentro de unos meses, Massa pida afiliarse al GEN de Margarita Stolbizer", se bromeó sobre la soledad en que estaría quedando el dirigente tigrense. "Mejor que se vaya Daer porque resta", replicaron los massistas.

Trascendieron gestiones para que Massa y Randazzo participaran juntos de un espacio político fuera del peronismo. Pero no surtieron efecto. El ex ministro del Interior aseguró que estaba decidido a dar pelea en el seno del PJ, al tiempo que Massa rechazó la posibilidad de volver a ese partido, opción que, por otra parte, habría desatado la oposición de Margarita Stolbizer.

En el macrismo, en tanto, hay entusiasmo por la posibilidad de que Cristina Kirchner sea finalmente candidata. Sus cálculos electorales indican que, con la ex presidenta en la arena electoral, la intención de voto para el macrismo crecería. Su ausencia, en cambio, ayudaría a despolarizar la elección y haría crecer a las terceras fuerzas.

Claro que, primero, habrá que esperar la contienda que eventualmente libren en las PASO Cristina Kirchner y Randazzo. Si bien las encuestas le otorgan a la ex jefa del Estado una ventaja clara por ahora, también los sondeos indican que ella cuenta con una imagen negativa muy elevada, que ronda el 60%. Una ventaja que Randazzo podría explotar es que la primaria abierta del peronismo sería prácticamente la única donde habría competencia interna, puesto que tanto en Cambiemos como en el Frente Renovador de Massa habría listas de unidad. Esto le daría a las primarias del PJ un aire de seducción particular en el electorado, especialmente para quienes, sin estar alineados con el peronismo, quieran aspirar a castigar y hundir a la ex presidenta.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas