Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Quién habla mal de Pico Mónaco?

Martes 16 de mayo de 2017
0

La pregunta tiene sentido en un deporte en el que tanta gente habla mal de la otra, y más aún cuando el nombre que surge es el de Juan "Pico" Mónaco: son muy pocos los que tienen algo negativo que decir de él como persona.

Irse con ese cartel de un lugar que durante una década y media fue tu vida no está nada mal. Cartel que bien podría firmar Rafael Nadal, ese número uno de la historia grande que a la hora de relacionarse con sus pares del circuito es tan amplio como tremendamente selectivo.

"¿Amigos?", dice Nadal en su habitual discurso repleto de preguntas retóricas. "Amigos son los de toda la vida." Por eso, entre otras razones, no lo es de Roger Federer ni Novak Djokovic, grandes rivales con los que tiene una muy correcta relación, mejor con el suizo que con el serbio.

El circuito de tenis, cree Nadal, difícilmente te entregue amistades. A no ser que seas Marc López, Feliciano López... o Juan Mónaco.

De la relación entre el nueve veces campeón de Roland Garros y el ganador de nueve torneos de la ATP se ha escrito mucho y podría escribirse más. Uno convirtió al otro en hincha de Estudiantes de La Plata, y ese mismo le dio al otro invalorables horas de entrenamiento al máximo nivel que se pueda soñar en el tenis. En el medio fue creciendo una amistad a la que el adiós al tenis no matará.

Mónaco dice no temer al futuro que se le abre ahora. Jura que no le costó nada retirarse, asegura que lo tenía pensado hacía bastante tiempo y admite, sí, que el vacío posretiro le generaba cierta angustia.

¿Solución? Hacer de todo, como corresponde a un "hiperkinético que no puede estar sin hacer nada". Si se quiere saber más de cómo será su nueva vida, conviene ir a la edición de Hola de esta semana. Ahí termina de quedar claro por qué Juan Mónaco es ya un ex tenista.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas