Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

México: acribillaron en la calle al periodista Javier Valdez, que investigaba a los narcos en Sinaloa

El reportero dedicó su vida a revelar la trama secreta del narcotráfico que hace décadas golpea a su país

Martes 16 de mayo de 2017 • 08:40
0
México: acribillaron en medio de la calle al periodista Javier Valdéz, que investigaba a los narcos en Sinaloa
México: acribillaron en medio de la calle al periodista Javier Valdéz, que investigaba a los narcos en Sinaloa. Foto: Reuters / Jesus Bustamante

CIUDAD DE MÉXICO.- Ayer al mediodía, el periodista Javier Valdez fue asesinado en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa, cerca de las oficinas de Riodoce, el semanario que fundó en 2003 y que se convirtió en una plataforma desde donde narró los estragos de la violencia y el narcotráfico.

Por eso hoy México se prepara para protagonizar varias manifestaciones a lo largo del país en honor al reportero cuya muerte desató una ola de indignación.

El crimen ocurrió ayer al mediodía en la ciudad de Culiacán, cuando Valdez, de 50 años, transitaba por una calle. Las autoridades no han especificado si el periodista caminaba o conducía un auto cuando fue interceptado por desconocidos, que lo ultimaron con varios disparos.

Valdez era también corresponsal de la agencia AFP y del diario mexicano La Jornada y su muerte elevó a cinco los periodistas asesinados en lo que va de año en México, el tercer país más peligroso del mundo para ejercer esta profesión, según Reporteros Sin Fronteras (RSF).

México: acribillaron en medio de la calle al periodista Javier Valdéz, que investigaba a los narcos en Sinaloa
México: acribillaron en medio de la calle al periodista Javier Valdéz, que investigaba a los narcos en Sinaloa. Foto: AFP / Héctor Guerrero

Su vida

Javier Valdez tenía 50 años y era padre de familia. Dedicó gran parte de sus casi tres décadas de carrera a investigar las actividades de los cárteles, en especial del de su estado liderado hasta hace poco por el sanguinario Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Su última colaboración con la AFP fue precisamente para informar sobre la guerra interna desatada desde la extradición de Guzmán entre varias facciones que se disputan el liderazgo de la organización.

A lo largo de su trayectoria fue consciente del peligro que corría, pero nada lo detuvo.

"En Culiacán, Sinaloa, es peligroso estar vivo y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el gobierno (...). Uno debe cuidarse de todo y de todos", aseguró en 2011, cuando recibió el Premio Internacional de la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

Durante una de las presentaciones de su último libro, Narcoperiodismo, la prensa en medio del crimen y la denuncia, reconoció que "ser periodista es como formar parte de una lista negra. Ellos van a decidir, aunque tú tengas blindaje y escoltas, el día en que te van a matar".

Valdez, que también ganó el María Moors Cabot de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia (EE.UU.), no había dado señales de estar amenazado, tal y como confirmó el fiscal de Sinaloa.

Una amenaza para los periodistas

La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) y el Foro Mundial de Editores (WEF) expresaron en una misiva dirigida al Presidente mexicano Enrique Peña Nieto su "extrema preocupación por los asesinatos y la crisis de inseguridad e impunidad que amenaza la vida y el trabajo de los periodistas mexicanos".

Un día antes de celebrarse el Día Mundial de la Libertad de Prensa y ante el ritmo y la intensidad de los ataques a la prensa mexicana, las dos principales organizaciones globales representantes de la prensa internacional solicitaron una reunión con las autoridades mexicanas para discutir la delicada situación y fortalecer los mecanismos de protección a periodistas en situaciones de riesgo.

En menos de dos meses fueron asesinados cuatro periodistas: Maximino Rodríguez en Baja California Sur; Miroslava Breach en Chihuahua; Ricardo Monlui en Veracruz; y Cecilio Pineda en Guerrero. Estos crímenes exhiben una crisis de seguridad "especialmente en las áreas con alta incidencia del crimen organizado y donde se presenta debilidad institucional por parte del Estado", de acuerdo con una carta enviada por la presidencia de la Asociación Mundial de Editores de Periódicos (WAN-IFRA) al Presidente Enrique Peña Nieto, México es ahora el país que sin atravesar un conflicto armado internacional se ubica como el más peligroso para ejercer el periodismo.

Agencia AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas