Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pablo Zabaleta, el idilio con el City, la comparación con Jaap Stam y lo que piensa de Messi: "Necesita a la selección"

En Manchester, el lateral habló sobre el momento del equipo nacional pese a la ruptura?entre el plantel y la prensa; "Sampaoli es un técnico muy capaz", consideró

Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: AFP
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: Reuters
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: Reuters
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: Reuters
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: Reuters
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: Reuters
Emotiva despedida de Pablo Zabaleta en Manchester City.. Foto: Reuters
SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 17 de mayo de 2017
0

MANCHESTER.- El sol asoma y Pablo Zabaleta sonríe. "¡Qué buen día nos tocó!", exclama. En la majestuosa ciudad deportiva del City (tiene 16 canchas, una de ellas con tribuna; otra techada para poder trabajar cómodos los días de frío y lluvia) el lateral de Arrecifes recibe a la nacion.

-Después de tantos años fuera de Argentina, ¿en algún momento se deja de extrañar?

-No, podés llevar mucho tiempo fuera de tu país que vas a extrañar igual. Sobre todo, a la familia. Ya son 12 años en el extranjero y estoy acostumbrado, pero siempre tenés la sensación de que estás perdiendo tiempo con ellos. Mi abuelo falleció cuando yo ya no estaba en la Argentina y cuando volví, nos juntamos a comer y su silla, en la que siempre se sentaba, estaba vacía. Eso choca.

-¿La identidad no se pierde?

-Acá tenemos un rincón de la mesa en donde nos sentamos los cuatro argentinos a tomar mate, nos quedamos horas y horas charlando. Otamendi [Nicolás] es el cebador oficial.

-¿Cuesta hacer grupo cuando en un vestuario conviven culturas diferentes?

-No hay ese clima de vestuario del que disfrutás, como pasa en la Argentina o en España. Acá todo el mundo está en la suya, pero eso no quiere decir que haya mala onda. A veces, es una cuestión de costumbres. Hay jugadores a los que les gusta estar en el gimnasio; a otros, en la sala de masaje; y, a algunos, en la pileta. De hecho, acá tenemos un vestuario espectacular, siempre se pone música y organizamos cenas de equipo.

Pablo Zabaleta y Lionel Messi, juntos en la selección desde el Sub 20
Pablo Zabaleta y Lionel Messi, juntos en la selección desde el Sub 20. Foto: Archivo

-Simeone dice que una de las claves de su Atlético es que no son un equipo sino una familia.

-Está claro que no es lo mismo que en un vestuario de la Argentina, donde el 90% de los chicos son locales. En España también pasa algo parecido. Hay muchos españoles y se genera esa dinámica de vestuario. Acá es diferente, los ingleses son minoría. Hay muchos jugadores con distintas nacionalidades, pero eso también te ayuda a aprender y a conocer cosas nuevas.

-¿Cómo ve hoy al fútbol argentino?

-Por suerte, pasó esa transición en la que no había presidente. Hay gente que puede tomar decisiones.

-¿Esta situación le da más tranquilidad al jugador?

-Mucha, muchísima. Es fundamental. Necesitamos un proyecto para que el jugador se sienta respaldado cuando va a la Argentina y para que tenga todas las necesidades. Pero, sobre todo, es clave para, cuando necesitás recurrir a alguien, saber que lo estás hablando con la persona adecuada para date un sí o un no.

-¿Después de su generación hay un vacío en el fútbol argentino?

-No, creo que no. La Argentina es un país semillero. Pero las generaciones se forman, no se las elige ni se las espera. Nosotros somos una camada que en los campeonatos juveniles nos fue bien. Y, cuando eso pasa, significa que hubo un proyecto detrás. Hay que creer en el trabajo. En el último tiempo, hemos visto que los juveniles no se clasifican para los mundiales y eso, quizás, hizo que el hincha perdiera la ilusión. Confío en que la AFA se reponga de este período y que haya un proyecto juvenil importante y que se pueda trabajar pensando en el largo plazo. Así, las próximas generaciones van a poder hacer algo bueno.

-¿Le gusta Sampaoli?

-Es un técnico muy capaz, que le fue bien con la selección de Chile y que está haciendo una temporada muy buena con el Sevilla. Siempre demostró su deseo de ser el técnico de la selección y ahora todo apunta a que va a ser él.

Así fue la emotiva despedida a Pablo Zabaleta en Manchester City

-Tite le cambió la cara a Brasil en pocos partidos, ¿tanta influencia tiene un técnico en una selección?

-Es una obviedad, pero el técnico de una selección tiene muy poco tiempo de trabajo. Entonces, tiene que minimizar lo que desea hacer en tres o cuatro días. Eso requiere mucha capacidad. Debe tener una idea de trabajo y sostenerla desde el principio hasta el final. Porque, cuando eso pasa, volvés a entrenar y no tenés que empezar de cero. Así se crea una dinámica en la que vos ya sabés lo que tenés que hacer. Eso no significa que no pueda ser flexible, pero el entrenador tiene que simplificarte el trabajo con información.

-¿Cuál es la característica más importante que debe tener un técnico de selección?

-El poder de convencimiento. El jugador tiene que creer en su idea. A partir de ahí, los resultados tienen que acompañar para que el técnico pueda estar tranquilo.

-¿Eso tiene Guardiola?

-Tiene una idea muy clara, pero busca aprender más. En el fútbol hay que innovar. Es muy capaz, en el Barça le fue muy bien; en Alemania, bien. Y ahora está en un nuevo proyecto y en una liga nueva.

-¿Y cómo le va?

-Las temporadas dependen de los resultados. Es su primer año, en una liga muy competitiva y también quizá en el club que está en una etapa de transición, con muchos jugadores nuevos y otros que ya hace un tiempo que están. Estamos terminando la temporada con la desilusión de no haber ganado un título, pero este es un torneo muy disputado con una carga física muy grande.

-¿Le faltó gol a este equipo?

-Por la cantidad de situaciones que creamos por partido, hubo encuentros en los que no pudimos ganar y en los que quizá se nos vio esa falta de gol.

-¿Se extrañó al mejor Agüero?

-No, quizá no tuvo el mejor arranque por algunas lesiones y expulsiones, pero a partir de enero, con la llegada de Gabriel Jesús, han creado un complemento entre ellos para motivarse. Esa competitividad sana es lo que necesita un equipo para sacar lo mejor de cada uno. En estos últimos cuatro meses, el Kun tiró del carro.

-¿A Messi se lo reivindicó en Argentina?

-A veces, los argentinos necesitamos llegar a este tipo de situaciones para darnos cuenta de lo que tenemos. Al final le vino bien a Leo tomarse un tiempo. Él se dio cuenta de que necesitaba a la selección y de que la selección lo necesitaba a él.

-¿Tan mal la pasó?

-Messi tiene muchos sentimientos por la selección. A pesar de que se fue joven de Argentina y de que tuvo la posibilidad de jugar para otro país, Leo siempre estuvo comprometido al máximo con la selección. Y los que tuvimos la posibilidad de estar cerca de él, lo sabemos y se lo agradecemos al máximo. La Argentina es un país exigente y nosotros convivimos con esa presión, pero el fútbol es un reflejo de la sociedad: nos damos cuenta de las cosas una vez que tocamos fondo. Cuando tenés al mejor del mundo lo necesitás, le pasa al Barça y a la selección. Gracias a Dios, volvió. Y, ahora que se le levantó la sanción, es clave para que pueda estar con nosotros en estos últimos partidos.

Un himno: "Más duro que Jaap Stam"

Después de nueve temporadas, Zabaleta le dirá adiós al City en junio.

Este martes, frente a West Bromwich Albion (3-1), el lateral se despidió de su hinchada. Un público rendido ante su despliegue. "Ohh. Pablo Zabaleta, he is the fucking man, he is an Argentinian, he's harder than Jaap Stam!" (... el es el maldito hombre, es un argentino, el es más duro que Jaap Stam -en referencia al zaguero holandés-), le suelen cantar. "Es uno de los jugadores más populares en la historia reciente del club gracias a su entrega y pasión", reconoció la web del City. Jugó más de 300 partidos y levantó seis títulos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas