Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El City y el United, hermanados por los argentinos: la nostalgia se combate con picadas y asados

Porun lado, Zabaleta, Otamendi, Caballero y Agüero; por el otro, Romero y Rojo, y hasta Funes Mori se suma desde Everton; cómo son las reuniones de los argentinos en la Premier League

Miércoles 17 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Agüero pone música, y Zabaleta corta el queso y el fiambre
Agüero pone música, y Zabaleta corta el queso y el fiambre. Foto: AP

MANCHESTER.- "Estamos lejos de la Argentina, lejos de la familia y de los amigos. los asados son una manera de sentirnos cerca de casa", cuenta Sergio Romero. En la fría y gris Manchester, ignorante y ajena a las costumbres argentinas, un grupo de futbolistas combaten el desarraigo a pura parrilla. "Cada vez que tenemos una oportunidad nos juntamos y armamos un asado", explica Pablo Zabaleta. Un misionero (Romero), un mendocino (Ramiro Funes Mori), un entrerriano (Caballero) y cuatro bonaerenses (Zabaleta, Otamendi, Rojo y Agüero), divididos en tres camisetas, Manchester United, Manchester City y Everton, desafían los 12.000 kilómetros que separan a Inglaterra de la Argentina. No tienen más aviones que una vieja fórmula: picada, asado y a charlar de fútbol.

Como en cualquier grupo de amigos, los muchachos de Manchester dividen los roles. La casa la ponen Agüero o Otamendi, los únicos que tienen parrilla. Zabaleta se encarga de comprar la carne. "Encontré una carnicería en Wilmslow, el pueblo en el que vivo, que el dueño ya me conoce y me hace los cortes que nosotros queremos", explica el lateral del City. Hacer el asado es misión de Otamendi. "No puedo contar mis secretos. Está todo en la mano del asador", bromea el central surgido en Vélez. "No hay que decírselo mucho porque se agranda, pero asa muy bien", responde Zabaleta. Otamendi tiene un problema: no puede hacerlo como a él le gusta, ya que le falta leña. "Y si la encontramos está toda húmeda", se suma Willy Caballero. "No me queda otra que hacerlo con carbón, pero me sale bien igual", insiste el Nº 2.

Cuando a Otamendi le toca descanso, Caballero asume la responsabilidad. "Tiramos a la parrilla un poco de todo, asado, matambre, vacío y algunos choris", asegura el arquero del City. El que maneja la música es Agüero. Y aunque Manchester huela a rock, cuna de bandas como Oasis, The Smiths, Simple Red, The Chemical Brothers, The Stone Roses y The Charlatans, entre otras, el delantero del Manchester City barre para casa. "Con la música salgo perdiendo. Yo soy bien más rockero, pero el Kun mete cumbia", dice Zabaleta. "Y algo de reggaeton, también", suma Otamendi, otro de los DJ designados por el grupo.

"Casi siempre hacemos los asados cuando estamos solos y tenemos tiempo para hacerla larga. Cuando estamos con las familias se nos complica un poco más", dice Zabaleta, el responsable de las picadas. "Me gusta estar charlando ahí. Cortar el queso y los salamines es lo mío. Ojo, también ayudo con las ensaladas", añade el ex jugador de San Lorenzo. "¿Yo qué hago?", aparece Romero. "Nada, pongo buena onda". A los seis futbolistas que juegan en Manchester se les suma Funes Mori, de Everton. Una hora en auto separa a Liverpool de Manchester, pero el mellizo no se lo quiere perder. "Intentamos estar todos. Si alguno no puede no pasa nada", afirma Zabaleta. "La verdad es que nos la pasamos muy bien. Tenemos suerte la suerte de estar en la misma ciudad y armar estas juntadas", remata Otamendi. Entre fútbol y asados, los futbolistas retan a la nostalgia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas