Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Escándalo en Italia: la mafia se enriquecía con los refugiados

Un megaoperativo reveló que la 'ndranghetta administraba uno de los mayores centros de acogida de Europa

Miércoles 17 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

ROMA.- Detrás de la emergencia de los cientos de miles de migrantes que llegan a Italia -que el año pasado recibió a más de 180.000- hay un negocio que mueve millones de euros con el que mafiosos y corruptos se enriquecen a costa de los desesperados.

En una nueva tormenta que algunos ya bautizaron "Migrantópoli" -en alusión a "Tangentopoli", el famoso escándalo de corrupción que significó la muerte de los tradicionales partidos políticos italianos, hace 25 años-, una megaoperación de la policía antimafia de Catanzaro, que arrestó ayer a 68 personas, reveló que la 'ndrangheta, la poderosa mafia calabresa, manejaba uno de los centros de acogida de migrantes más grandes de Europa.

Se trata del CARA (Centro de Acogida para Solicitantes de Asilo, según sus siglas en italiano) de Santa Ana, en Isola Capo Rizzuto, en la provincia de Crotone, en la región de Calabria, al sur de Italia. Con cinco hectáreas y capacidad para 1500 personas, este lugar es considerado uno de los centros más grandes del Viejo Continente.

"El CARA era el cajero automático de la 'ndrangheta", dijeron los investigadores de Catanzaro, que acusaron al clan mafioso de la familia Arena de haber controlado, con sus tentáculos, este lugar. En diez años, de 103 millones de fondos de la Unión Europea (UE), que el Estado italiano giró entre 2006 y 2015 para la gestión de este centro, al menos 36 millones de euros terminaron en los bolsillos de la 'ndrangheta.

Según la investigación de la dirección antimafia de Catanzaro, los mafiosos les daban a los inmigrantes poca comida y, además, de pésima calidad. "Hemos filmado y lo que les daban de comer a los migrantes nosotros normalmente se lo damos a los cerdos", dijo el procurador de Catanzaro, Nicola Gratteri. "Por otro lado, las comidas destinadas a los refugiados eran ordenadas y pagadas, pero muchas veces entregaban cantidades menores", agregó.

Para lucrar, los mafiosos crearon empresas proveedoras de comidas y otros servicios. Con el dinero saqueado al Estado, "compraron cines, teatros, departamentos, autos, barcos de lujo y terrenos", explicó Gratteri. De hecho ayer, también fueron secuestrados departamentos y autos de alta gama.

Escándalo dentro del escándalo, en la operación -denominada "Johnny"- quedaron detrás de las rejas Leonardo Sacco, presidente de la sección calabresa de la Confraternidad de la Misericordia, ente benéfico que desde hace diez años maneja el centro, así como el párroco de Isola di Capo Rizzuto, don Edoardo Scordio.

Ambos fueron acusados de asociación mafiosa y de diversos delitos de naturaleza financiera. Gracias a Sacco, un empresario influyente, considerado una persona "limpia" y respetable, la mafia logró ganar licitaciones para brindar diversos servicios. Así obtuvo los fondos que giraba el gobierno no sólo para la gestión del centro de inmigrantes calabrés, sino también para otros de la isla siciliana de Lampedusa. Lo que significó un negocio de al menos 30 millones de euros: había comida para preparar, empleados para hacer trabajar en el centro, lavanderías industriales para limpiar sábanas y manteles. Todo, en manos de los clanes.

El flujo de dinero destinado a los migrantes era tan elevado y las ganancias tan imponentes que hasta pudo sellarse una "pax mafiosa" entre los clanes. Según los investigadores, familias rivales, como la de los Arena y los Dragone, y las de los Nicoscia y Grande Aracri, que en el pasado habían sido acérrimas enemigas, dejaron de lado las discrepancias con tal de repartirse el negocio de los fondos públicos para la emergencia migratoria.

"Donde hay poder y dinero está la 'ndrangheta, que explota también las necesidades de los desesperados", comentó Gratteri.

Como Sacco siempre fue una figura muy conectada con el poder -se lo ve en una foto con el ex ministro del Interior y actual canciller, Angelino Alfano-, el escándalo desató también una tormenta política. "¡Migrantópolis es una realidad que debe ser desmantelada cuanto antes! Los centros de acogida son una gallina de los huevos de oro", clamó Beppe Grillo, líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas. Grillo, líder de la oposición, también pidió la cabeza de Alfano. "La verdad es que haciendo política tengo miles de fotos con muchísimas personas y, que yo sepa, eso no es un delito", se defendió Alfano.

Lazos de sangre y narcotráfico

Origen

La organización delictiva comenzó a operar en 1860 en la región de Calabria extorsionando a comerciantes y profesionales

Reclutamiento

A diferencia de otros grupos delictivos, el reclutamiento es por lazos de sangre dándole mayor unidad a la organización

Actividades

Las autoridades estiman que la mafia calabresa mueve unos 30.000 millones de euros al año, la mayoría provenientes de tráfico de drogas

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas