Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Confusión y rechazo entre comerciantes y vecinos de la zona

Hay quejas por el caos de tránsito que provoca el obrador; muchos creen que trazarán un Metrobus

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 17 de mayo de 2017
0

Las reacciones entre los vecinos por las obras que se extienden a lo largo de Rivadavia entre Fray Cayetano Rodríguez y la avenida Nazca varían entre el rechazo, la confusión y las buenas expectativas. La mayoría entiende erróneamente que se trata de una forma de Metrobus, pero no están seguros de cómo va a quedar el corredor que va desde la plaza conocida como Flores hasta el cruce de Rivadavia y San Pedrito ni cómo afectará al tránsito peatonal y a los comercios.

Luis Gentile, quiosquero en la esquina de Rivadavia y Fray Cayetano Rodríguez, arrojó la hipótesis más estrambótica: "Van a traer un helicóptero para bajar al Papa", bromea, por la cercanía de la basílica San José de Flores. Valeria Berurena, que trabaja en el local de ropa frente al quiosco, sugiere: "Va a ser tipo Metrobus con centro de transbordo entre subte y colectivos".

La joven no ve la obra con aprobación y está molesta por el incordio que significa. "Yo vengo desde el lado de la avenida Nazca, y antes de las obras tardaba 15 minutos en llegar en colectivo; ahora tardo entre 35 y 40 minutos. Además hay cuadras en las que estacionan sobre Rivadavia y queda un solo carril para transitar", afirmó. Para ella, Rivadavia es demasiado angosta para los cambios: "El Metrobus es más para avenidas más anchas, como Juan B. Justo", comentó.

Las cuadras que se encuentran en obra conforman un tramo muy transitado y comercial del barrio de Flores. En la plaza, Gisela es una de muchas personas que esperan el colectivo: "No suelo venir mucho por acá, pero por lo que veo es un caos", opinó.

Daniel López, vecino del barrio, ofreció otra perspectiva: "Sí, está bien lo que están haciendo, porque hay muchas líneas de colectivo y se va a ordenar el tránsito. Es cierto que Rivadavia es angosta como para ser avenida de doble mano. Tengo entendido que no va a ser como el Metrobus exactamente, pero sí que va a haber un tramo exclusivo para los colectivos", dijo.

En el otro extremo del corredor, llegando a San Pedrito, Yanina Rabioglio atiende una juguetería y casa de regalos. Ni ella ni su compañera de trabajo, Florencia, están muy convencidas del beneficio del cambio. "Vamos a ver qué pasa, pero no sabemos muy bien cómo va a quedar. Vinieron una mañana y empezaron a trabajar. No sé si tiene sentido hacer un Metrobus en el mismo tramo que hace el subte", comentó Yanina, en referencia al recorrido de la línea A. "Si me dijeras que se extendiera para uno u otro lado, puede ser", agregó.

Quienes se muestran algo más preocupados son los comerciantes, tal como sucedió previamente en otras avenidas en las que tendieron trazas de Metrobus y centros de transbordo. "Hay que ver por dónde va a caminar la gente, qué tanto de público nos puede quitar", dijo Mariano Forschberg, comerciante de accesorios celulares y computación, a media cuadra de Artigas. "Nosotros no somos el tipo de negocio que la gente sale de su casa exclusivamente para venir a comprar: es más el que pasó, vio y compró. Mientras tanto, tenemos el caos de la obra", explicó.

Del mismo tenor son los comentarios de Pablo, que atiende una zapatería a pocas cuadras. "Y... bajó el movimiento por la obra, desde hace un mes. Y va a bajar, porque la gente camina por los paradores centrales y no por la vereda", dijo.

En La Pepa, un restaurante de gastronomía peruana, son más cautos. "Todo depende de la estrategia de cada comercio; hay que ver cómo queda y cómo funciona todo. Luego podemos ver si el cambio fue para mejor o no", comentó la encargada, Pepa.

Daniel López - vecino

"Está bien. Hay muchas líneas de colectivo y se va a ordenar el tránsito. No será un Metrobus, pero habrá un tramo exclusivo para colectivos"

Valeria Berurena - vendedora

"Yo vengo a trabajar desde el lado de Nazca. Antes de las obras tardaba 15 minutos en llegar en colectivo, ahora tardo entre 35 y 40"

Mariano Forschberg - comerciante

"Hay que ver por dónde va a caminar la gente, qué tanto de público nos puede quitar. Acá entra el que pasó, vio y entró. No vienen especialmente"

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas