Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tasas de interés versus dólar versus inflación

Orlando J. Ferreres

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 17 de mayo de 2017 • 01:39
0

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) tiene entre sus objetivos la ecualización de los valores de las tasas de interés, la tasa de inflación y el precio del dólar en el mercado libre. Es decir que si la tasa de inflación es estimada en 20 % para el año 2017, el BCRA estará fijando la tasa de interés en forma decreciente hasta llegar a fin de año a un valor algo superior a 22 por ciento.

¿Cómo sería una política adecuada hacia fin de año? Lo ideal sería una tasa de interés de 17 % para fin de año, aunque esto hoy es muy difícil de ver. ¿Cómo sería el razonamiento detrás de esas tasas de 17 %? Si la inflación baja mucho, hasta estar por debajo de 1 % mensual en los próximos meses, la tasa de interés podría estar en valores debajo de 20 % anual. Por el momento, no consideramos esta alternativa como para analizar.

El tema es que si las tasas de interés, ahora en 26.25 % anual, fueran un reflejo de la inflación, hacia fin de año eso seguirá siendo válido, aunque en números más bajos, como ya hemos señalado. Hasta aquí, todo bien. No hay problema. ¿Qué pasa si el precio del dólar no se mueve?, que es precisamente lo que está ocurriendo ahora.

Hoy tenemos un precio del dólar de 15,7 $/u$s que para simplificar consideramos que es el mismo del último año, aun cuando el BCRA compra todo lo que ofrece el sector público y en este momento u$s 100 millones promedio de sobrantes del sector privado por día. El blanqueo del ahorro, el mayor endeudamiento externo y los dólares de la exportación son los factores causantes de este proceso, al ofrecer una suma muy elevada de la divisa americana o sus equivalentes en otras monedas en la plaza local.

Veamos qué le pasa a una empresa que trae capitales del exterior y que los cambia por pesos en el mercado local. Esto significa un costo equivalente al de la divisa en el exterior, que incluso está bajando. Como colocó a 26.25 % gana una enorme suma corriendo el riesgo de alguna devaluación, que por ahora no se ve, al menos hasta noviembre.

Hasta que no estemos en un sistema en equilibrio esto seguirá así. Es fundamental llegar a un equilibrio de la inflación, las tasas de interés y la variación del tipo de cambio. Por ahora no está ocurriendo, dado que el Central no puede hacer mucho más al respecto. Habría que apurar la política fiscal, pero eso solo va a ocurrir después de las elecciones de octubre.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas